Foto: AFP
COMPARTE

Con dos goles y una asistencia en los cuatro partidos del Mundial Sub-20 en los que ha participado, saltando en todos ellos desde el banco, el venezolano Samuel Sosa se ha convertido en uno de los héroes de la ‘Mini-vinotinto’ que buscará el domingo ante Inglaterra su primer cetro Mundial.

Sus acciones decisivas en los poco más de 100 minutos que ha disputado a lo largo del torneo, prórrogas incluidas, le han colocado al nivel del goleador Sergio Córdova, el talentoso Adalberto Peñaranda o del arquero salvador Wuilker Faríñez, y todo ello sin haber cumplido aún la mayoría de edad.

“Para mí es un orgullo jugar un Mundial a los 17 años. Desde pequeño quise lograrlo con la selección de Venezuela”, afirmaba días atrás el joven volante, que no fue incluido para el Sudamericano de Ecuador.

Su gol de falta en el minuto 91 de la semifinal ante Uruguay que envió el partido a la prórroga cambió la historia del fútbol venezolano. Más allá de por su importancia, el gol cobró especial trascendencia por la forma en que se produjo.

Chico de 17 años

Con el tiempo ya cumplido, Adalberto Peñaranda y Sosa se colocaron en posición de patear lanzamiento de falta producida en las inmediaciones del área. El jugador del Málaga, con más galones en el equipo, se disponía a ejecutar la falta contraviniendo las órdenes del DT Rafael Dudamel, que desde la zona técnica se dejaba la garganta en ordenar que fuera Sosa el que cobrase la falta.

“No sé que le pasó a Peñaranda, pero en el último momento le hizo señas a Samuel con la cabeza para que disparase él”, confesaba el capitán del equipo, Yangel Herrera, testigo directo de la controversia.

Pero a Sosa no le tembló la pierna y envió el balón al fondo de las redes del ‘charrúa’ Santiago Mele con un disparo potente y colocado. Lo más difícil estaba hecho. El marcador no se movió en los 30 minutos de prórroga, y Sosa, que había saltado en el minuto 76 selló su papel determinante anotando su penal en la tanda fatídica con una madurez y templanza impropias de un joven de su edad en la semifinal de un Mundial de fútbol.

Sosa había hecho historia para Venezuela, pero unas declaraciones posteriores de Dudamel le dieron aún mayor relevancia mediática.

Hoy la alegría nos la ha dado un chico de 17 años y ayer (miércoles) murió uno de 17 años”, expresó el técnico de la ‘Vinotinto’ y de la juvenil de Venezuela, aludiendo a un adolescente que había perdido la vida durante una manifestación en Caracas.

Héroe y símbolo

Pero para ‘Sammy’ Sosa no ha sido fácil hacerse con un hueco en el esquema de Dudamel. No en vano, su presencia en el once en la final ante Inglaterra no está asegurada, pero será la primera opción en caso de que las cosas se pongan difíciles para la ‘Mini-vinotinto’.

El volante del Deportivo Táchira vio desde el banco el partido inaugural ante Alemania. En la segunda fecha, ante Vanuatu, hizo su debut en el Mundial cuando restaban 15 minutos de partido, en los que tuvo tiempo de anotar un gol.

Volvió a estar inédito ante México, y sólo jugó un minuto en la prórroga de octavos ante Japón.

“Desde fuera de la cancha tengo que estar pendiente de lo que están haciendo mis compañeros, tengo que estar metido en el juego y cuando entro tengo que hacerlo igual o mejor que mis compañeros”, declaraba desde Corea del Sur en una entrevista concedida a la Federación Venezolana.

Pero lo mejor estaba por llegar para él. En cuartos volvió a saltar a 15 minutos del final y su asistencia a Peñaranda en la prórroga evitó los penales y dio el pase a semifinales a Venezuela. La clasificación a la final llevó su nombre, y quién sabe si allí volverá a ser el revulsivo que pase a la eternidad dando a Venezuela su primer Mundial.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.