AN violencia colectivos
(Foto EFE)
COMPARTE

El Parlamento venezolano se mantiene sitiado desde hace más de cuatro horas luego que un grupo de simpatizantes del chavismo, con palos y armas de fuego, tomará los accesos del lugar e ingresara a la fuerza dejando a varios diputados y asistentes heridos.

Desde las 10 de la mañana varias decenas de hombres y mujeres, algunos de ellos encapuchados, que se identificaron como afectos al Gobierno, se plantaron en las puertas del Palacio Legislativo, en el centro de Caracas, en forma de tranca para imitar las protestas realizadas por los opositores durante los últimos tres meses, según explicaron los propios oficialistas.

El punto de mayor tensión se alcanzó cuando varias decenas de personas ingresaron hasta los jardines del Parlamento tras un breve forcejeo con los miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), responsables de la seguridad de la Asamblea Nacional (AN).

El asalto se produjo cuando la mayoría opositora, que controla el Parlamento, concluía la celebración de una sesión solemne por los 206 años de la independencia venezolana y, al salir del hemiciclo, los diputados fueron abordados en los jardines de la sede por los encapuchados y personas vestidas de rojo, algunas armadas, según testimonios de los presentes.

Varios periodistas, diputados y trabajadores que se encontraban en las áreas de los jardines y pasillos externos fueron golpeados y robados por el grupo de personas, mientras que otros asistentes lograron esconderse en algunos salones y mantenerse a salvo pese a los intentos de derribar las puertas.

El presidente de la Asamblea Nacional, el opositor Julio Borges, reportó al menos a cinco diputados heridos, entre ellos los parlamentarios Juan José Molina, Armando Armas, Américo de Grazia, Richard Blanco, Juan Guaidó, además de otros siete trabajadores del Parlamento agredidos.

“Estamos todavía secuestrados los diputados de la Asamblea Nacional, asediados por grupos armados por el régimen venezolano”, indicó Guaidó que resulto levemente herido, y que reclamó a la GNB su actuación en comparación con la que lleva a cabo ante las protestas opositoras.

Aunque los manifestantes fueron desalojados del lugar al poco tiempo por los miembros de la Guardia Nacional, las entradas y salidas de la Cámara permanecen tomadas por los oficialistas aún después del incidente.

El diputado De Grazia quedó tendido en el suelo inconsciente con heridas en el rostro y el cuerpo después de que fuese atacado cuando intentaba ayudar a su colega Armando Armas mientras este recibía patadas en el suelo, y era despojado de sus pertenencias.

Los opositores responsabilizan al cuerpo militar que custodia el Palacio federal legislativo de permitir el acceso de los manifestantes afectos al Gobierno, para impedir que se celebrara la sesión.

Por su parte, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, condenó y pidió que se investiguen los hechos violentos que se originaron en el Palacio Federal Legislativo a los que se refirió como unos hechos extraños.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.