(Foto referencial)
COMPARTE

El Ministerio Público ordenó este jueves el cierre temporal del Hospital J.M de los Ríos, pese a un brote infeccioso que se generó desde ya hace unos meses.

El objetivo de esta acción de protección contra el Ministerio del Poder Popular para la Salud, es garantizar los derechos de la vida y la salud de los niños, niñas y adolescentes que reciben tratamiento sustitutivo renal en la Unidad Hemodiálisis del Servicio de Nefrología del referido centro.

El fiscal 92° nacional, David Toro, fue quien ordenó el cierre temporal y la decisión de enviar a otros centros especializados en tratamiento renal, a todos los pacientes que actualmente son atendidos en el JM de los Ríos.

 

Asimismo, se solicitó que el referido ente ministerial garantice la dotación del tratamiento médico y farmacológico correspondiente, así como el mantenimiento de los equipos e infraestructura en los centros públicos de salud con atención pediátrica.

Dicho requerimiento fue asignado por distribución al Tribunal 9º de Primera Instancia de Mediación, Sustanciación y Ejecución del Circuito Judicial de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes del Área Metropolitana de Caracas y Nacional de Adopción Internacional.

Cabe destacar que esta acción guarda relación con la investigación que adelanta el fiscal 66° nacional, Renny Amundaray, respecto a la muerte de cuatro pacientes con edades comprendidas entre 2 y 16 años, ocurridas entre los meses de mayo y junio de 2017, en el Hospital J.M. de los Ríos, situado en Caracas.

Con información del Ministerio Público. 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.