COMPARTE

Viajar implica planificación, riesgos y tiempo. Cada viaje es diferente de los demás y requiere sus propias recomendaciones. Esta realidad es más evidente, cuando se trata de una persona con hemofilia, condición hereditaria que se caracteriza por un defecto de la coagulación de la sangre.

Recopilar toda la información disponible (política sanitaria, ambiental, económica, entre otras) del destino elegido y consultar sus pro y contra con su médico, es lo primero que debe hacer un afectado con hemofilia, es uno de los consejos sanitarios que recomiendan los especialistas.

Destacan la necesidad de la persona con hemofilia de vacunarse ante enfermedades transmisibles, adoptar medidas de protección en función de la época del año como la Navidad, determinar zonas a visitar, tiempo del viaje, lugar de alojamiento y tipo de actividades a realizar.

Además del equipaje, la hematóloga Mercedes Mijares señaló que el paciente debe llevar consigo todo el tratamiento con el factor que requiera para cumplir con su profilaxis.

También, debe llevar al menos tres dosis del factor para cubrir alguna emergencia. Como el informe donde se detalle su condición de hemofilia, el tratamiento que recibe y las condiciones en que debe mantener el factor durante su traslado. Y no olvidar la hoja de control domiciliario para reportar todo el factor que recibe durante su viaje”, advierte la especialista.

Es vital que el turista con hemofilia conozca la localización de los centros de tratamiento de hemofilia que existen a lo largo de su recorrido, enfatizó Mijares.

Bájale dos a la intensidad

Aquellos sitios con actividades donde puedan producirse traumatismos, también deben ser evitados por los turistas con hemofilia, precisó la doctora Mijares. Aunque aclaró que la actividad física sin riesgos es positiva pues ayuda a conservar la flexibilidad de los músculos, fortalece las articulaciones y ayuda a mantener un peso saludable.

Si una persona con hemofilia, sufre un sangrado por un traumatismo u otra situación, será más severo que en una persona normal. De requerir su factor necesario, será recomendable llevar un botiquín médico básico, sobre todo si se viaja a destinos donde pueda haber riesgos significativos. Además debe tener protector solar y repelente de insectos.

Mitos y realidades de la hemofilia

La hematóloga Mercedes Mijares aclaró algunos mitos sobre esta condición.

Mito: Ingerir ciertas vitaminas o alimentos pueden curar la hemofilia.

Realidad: El tratamiento de la hemofilia consiste en la infusión del factor deficiente.

Mito: voy a esperar si mejora sin ponerle factor.

Realidad: La infusión de factor debe ser precoz y es el tratamiento de la hemofilia.

Mito: Soy portadora y si ya tengo un hijo con hemofilia no voy a tener más niños con esa condición.

Realidad: La probabilidad de una portadora de tener un niño con hemofilia es de 25% en cada embarazo.

Mito: Las personas con hemofilia no deben practicar ningún deporte.

Realidad: Los afectados con hemofilia deben practicar deportes.

Mito: La presión de los aviones genera problemas a los hemofílicos.

Realidad: Las personas con hemofilia pueden viajar en avión sin problemas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.