Foto: AFP
COMPARTE

El delantero brasileño Neymar no podría jugar el sábado por el PSG ya que no ha recibido a tiempo el certificado internacional de transferencia (CIT), un documento obligatorio para la homologación del contrato, anunció después de la medianoche a la AFP la liga francesa.

El delantero de 25 años se ha convertido en el jugador más caro de la historia, después de abandonar el FC Barcelona una vez abonados los 222 millones de su cláusula de rescisión. Sin embargo, la liga francesa (FLP) no recibió los documentos antes del plazo que expiraba a medianoche.

Un día después de la oficialización de su firma por cinco años con el PSG, Neymar abandonó la ciudad condal para aterrizar en la ciudad de la luz.

Tras llegar a París, el capital de la ‘Canarinha’ compareció en la sala de prensa del Parque de los Príncipes. “Muy, muy feliz”, fueron las primeras palabras que pronunció.

Neymar debía debutar en la primera fecha de la Ligue 1, ante el recién ascendido Amiens a las 17h15 locales (15h15 GMT).

Con un salario anual neto estimado en 30 millones de euros, Neymar se convirtió en el segundo jugador mejor pagado del mundo, por detrás de los 38 millones de euros anuales que percibe Carlos Tevez en China, pero por delante de Lionel Messi (25 en el Barça) y Cristiano Ronaldo (23,6 en el Real Madrid).

Su traspaso por 222 millones de euros dobla el que hasta ahora era el mayor montante pagado por un futbolista, los 105 millones de euros que el Mánchester United desembolsó por el francés Paul Pogba a la Juventus de Turín hace un año.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.