Andrés Galarraga vivió sus mejores años en Grandes Ligas bajo el mando de Baylor en los Rockies de Colorado./Foto: Fort Lupton Independent
COMPARTE

El mundo de las Grandes Ligas y del béisbol en general está de luto con el fallecimiento de Don Baylor. El robusto toletero, que alguna vez tuvo el récord de pelotazos recibidos en la caja de bateo y que como mánager clasificó a los Rockies de Colorado a sus primeros playoffs, murió este lunes en Estados Unidos a los 68 años de edad, víctima de un cáncer.

Muchos fueron sus logros dentro y fuera de las líneas de cal, y su nombre, siempre estará ligado a Venezuela por varios motivos. Como pelotero, el nativo de Austin formó parte del legendario “Poder Negro” del Magallanes, y ya en su etapa de técnico tuvo la oportunidad incluso de dirigir en la LVBP a los Bravos de Margarita.

Pero más allá de su incursión en nuestra pelota rentada en diferentes roles, existe un elemento por el que será recordado con especial cariño por estas latitudes: fue la persona que resurgió la carrera de Andrés Galarraga.

Baylor, ya retirado, fue el coach de bateo de los Cardenales de San Luis que en 1991 pudo recomendar los ajustes a los problemas de mecánica que afectaban el swing del “Gato” pero su ascendencia sobre el nativo de Chapellín no quedarían allí, pues luego vino lo mejor cuando también fue decisivo en su contratación con los Rockies de Colorado, al tomar las riendas de esa escuadra para la justa de 1992, permitiendo que la mejor etapa del caraqueño ocurriera a partir de allí.

Ante tal legado personal, Galarraga fue una de las numerosas voces que expresaron su pesar por la partida de Baylor, a quien en infinidades de ocasiones tildó como su gran mentor en el diamante, “Estoy muy triste y dolido por la pérdida de Don. Él fue como un padre para mí y fue la persona que más influyó en mi carrera. Él me ayudó mucho, me dio muchos consejos y me dio todo su apoyo en un momento muy difícil de mi carrera, y me ayudó a convertirme en un bateador de otro nivel en las Grandes Ligas”.

“Lo voy a recordar como ese consejero, esa persona positiva, optimista, como la persona que más influyó en mi carrera. A pesar de la tristeza que tengo, me siento tranquilo y contento, porque siempre le dije en vida lo que significó para mí y siempre le di sus méritos por mis logros desde que empezamos a trabajar juntos. A Don Baylor le debo mucho y le estaré eternamente agradecido”, agregó el exslugger criollo en declaraciones divulgadas en nota de prensa por Cárdenas Sports Media.

Y los números hablan por sí solos. En los cinco años que estuvo bajo su mando, el caraqueño conectó para .316, con 172 jonrones y 579 empujadas en 679 compromisos.

SABIOS CONSEJOS

Galarraga y Baylor iniciaron su relación de trabajo en 1992 cuando el inicialista pertenecía a los Cardenales de San Luis y Baylor fue su coach de bateo. Desde entonces hubo una metamorfosis de tal magnitud que se convirtió en uno de los paleadores más temibles de la década de los 90, en los que ganó un título de bateo (1993), uno de cuadrangulares (1996) y dos de carreras remolcadas (1996 y 1997).

Y no sería el único aporte para la tierra de Bolívar, pues algo similar hizo con Carlos González, que se alzó con la corona ofensiva del viejo circuito en 2010, también vistiendo el uniforme de los “rocosos”.

Galarraga aprovechó para rememorar sus comienzos y lo vital que resultaron esos consejos para darle un vuelco total a su accionar, “En 1992 llegó el momento que marcó mi carrera. En un juego sobre el final de la primera mitad de ese año con los Cardenales me sacaron por un bateador emergente, algo que nunca me había pasado, y me pensé que había tocado fondo. Él me vio caminando hacia el túnel, triste, y me detuvo para decirme lo que teníamos qué hacer, me dio su apoyo, su confianza, y en ese momento cambió mi carrera. Tuvo tanta fe en mí que me llevó para Colorado cuando a él lo nombraron mánager y estuvimos otros cinco años juntos”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.