Grigor Dimitrov logró en Cincinnati el trofeo más importante de su carrera./Foto: AFP
COMPARTE

El búlgaro Grigor Dimitrov se coronó este domingo como nuevo rey del Masters 1000 de Cincinnati después de ganar en la final al australiano Nick Kyrgios por 6-3 y 7-5.

Dimitrov, nº11 mundial, logró a los 26 años el título más importante de su carrera, el séptimo en total en su palmarés, a sólo ocho días del comienzo del Abierto de Estados Unidos, que se disputa del 28 de agosto al 10 de septiembre en Nueva York.

Dimitrov se alzó con su tercer trofeo de la temporada tras no ceder ni un solo set para llevarse un premio de 954.225 dólares, el mayor en su vida profesional.

La victoria le sitúa además entre los favoritos al US Open.

“Significa mucho para mí”, dijo Dimitrov. “Estoy bastante seguro después de esta victoria. Esto es para lo que he estado practicando. Es mi mayor victoria hasta ahora”.

El búlgaro comentó que disfrutaría el triunfo “por un día o dos pero luego vuelvo a la rutina y me prepararé para el US Open”.

En la final de ATP de más alto nivel disputada entre dos jugadores nacidos en la década de los noventa, Dimitrov obtuvo su mejor victoria en el circuito de canchas rápidas este año.

Desde que el argetino Guillermo Cañas venció al estadounidense Andy Roddick en 2002 en Toronto, es la primera vez que dos “novatos” en finales de un Masters se disputan el título.

“Estaba tan nervioso…”, explicó Dimitrov. “Traté de contenerme, era uno de esos partidos que sabía que podía vencerle, pero nunca se sabe qué va a pasar en contra de ti”.

Kyrgios desperdició una oportunidad de quiebre en el quinto juego, enviando una bola por el lado derecho, y Dimitrov aprovechó el desequilibrio mental de su rival para quebrarle en el sexto ‘game’ y agarrar una ventaja de 4-2.

Dimitrov aseguró el título cuando en el segundo set Kyrgios metió contra la red un golpe de derecha casi a la hora y media de juego. 

En su temporada más productiva en la ATP, el búlgaro ha ganado los trofeos de Brisbane, Sofía y Cincinnati.

Kyrgios, quien derrotó al nuevo número uno del mundo Rafael Nadal en cuartos de final, no ha ganado un título de ATP desde que alcanzó su tercero el año pasado en Tokio. 

El australiano, de 22 años, habría sido el primer campeón no sembrado de Cincinnati en la Era Open (desde 1967), y el primero en un evento de Masters Series desde el argentino David Nalbandian en 2007 en París.

Ubicado en el puesto 23 en el ranking, el australiano habría sido el campeón de más baja clasificación de Cincinnati desde el puesto 49 que tuvo Tom Gorman en 1975, y el más bajo campeón de la Serie Masters desde que el número 26 Ivan Ljubicic ganó en 2010 en Indian Wells.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.