(Foto Cortesía)
COMPARTE

Las calles del barrio londinense de Notting Hill se llenaron hoy de música, baile y color para festejar su carnaval, el festival callejero más grande de Europa y que este año recordó a las víctimas del incendio de la Torre Grenfell.

En esta edición, el carnaval, que lleva el nombre de este barrio del oeste de Londres, rindió hoy homenaje a las 80 personas que murieron el pasado 14 de junio en el devorador incendio declarado en un edificio ubicado cerca de donde se celebraba esta fiesta.

Los cantantes que participaron hoy bajaron la música como muestra de respeto a las víctimas y hubo minuto de silencio.

El presidente del carnaval, Pepe Francis, dijo a los medios que con este gesto de silencio no pretenden dar consuelo pero sí ofrecer de algún modo respeto y solidaridad con las víctimas.

Las muestras de cariño a las víctimas se pudieron ver hoy a lo largo de la ruta por donde desfilaba la gente, a través de grafitis y carteles con forma de corazón en las fachadas de las casas y mensajes en las camisetas que portaban muchos asistentes que pedían justicia a lo ocurrido el pasado junio.

“Es una fiesta multicultural y muy bonita”, dijo a Efe Carrie Linney, de 35 años, que vino desde Blackpool, noroeste de Inglaterra, para ver el carnaval, y se mostró satisfecha por el minuto de silencio como señal de respeto a los afectados.

En las últimas semanas y como parte de las medidas de seguridad, la policía detuvo a 656 personas en una redada por posesión de drogas y arma blanca, supuestamente para ser utilizadas aquí en Notting Hill.

La operación la llevaron a cabo más de cien agentes de la Policía Metropolitana de Londres y la Policía Británica de Transporte con el objetivo de combatir los delitos en el festival.

Scotland Yard declaró que los planes de seguridad habían sido cuidadosamente revisados después del ataque de Barcelona el pasado 17 de agosto, por lo que este año el carnaval ha seguido una rigurosa seguridad con tal de proteger la zona de cualquier amenaza.

A pesar de los incidentes de semanas anteriores, el carnaval, que ya cumple su 51ª edición, ha contagiado de alegría en un día soleado en Londres a la gente que se acercó al barrio para comer, bailar y pasar un buen rato entre los tambores caribeños.

Andy Smith, una joven de Nueva Zelanda, declaró a Efe que esta era su primera vez en el carnaval y que estaba muy emocionada, aunque esperaba la afluencia de mucha gente durante el fin de semana y estaba preocupada por la seguridad.

Como ya es tradición, hoy se inauguró el festival con el “Carnaval de los niños”, donde muchas familias aprovecharon para llevar a sus hijos a ver la cabalgata en un ambiente tranquilo, y mañana festivo en Reino Unido se celebra un gran desfile.

Los ritmos calipso y reggae reinan por excelencia en un barrio que se transforma durante dos días, llenando de color las fachadas de las casas y embriagando las calles con el olor de platos típicos caribeños como el “Jerk chicken”, frijoles o plátano frito.

Los organizadores señalaron que este año se necesita el carnaval más que nunca, después del incendio, con el objetivo de recuperar el espíritu del carnaval a la comunidad.

Entre los dos días se calcula que asistirán alrededor de 2 millones de personas, más centenares de voluntarios que participan para que la organización del carnaval discurra sin problemas.

Las raíces de esta festividad se remontan a 1833, cuando se produjeron las primeras manifestaciones callejeras con música y danza en la isla de Trinidad, a razón de la abolición de la esclavitud.

En la década de 1950, cuando llegaron los primeros inmigrantes afrocaribeños al Reino Unido, trajeron consigo su cultura, baile y tradiciones, creando en 1966 por primera vez el carnaval de Notting Hill.

“Es una fiesta donde todas las nacionalidades y culturas del mundo pueden participar, y eso es muy importante para nosotras”, señaló Kathy Ann, una de las mujeres que participó en la cabalgata con el grupo Morris Roots.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.