Christopher Froome espera poder tener buen rendimiento en la crono individual para dejar sentenciada la Vuelta./Foto: AFP
COMPARTE

El británico Chris Froome, líder de la Vuelta a España, dijo en la segunda jornada de descanso que si consigue “sacar tiempo a Vincenzo Nibali en la crono de Logroño” sería “feliz” y que espera a un Alberto Contador “agresivo en la última semana”.

“No es una crono técnica. Creo que algunos especialistas pueden igualar mi ritmo, como Zakarin Kelderman o Contador, que está en su última carrera y dará lo mejor de sí. Nibali no es un mal contrarrelojista tampoco. Si puedo ganar más tiempo con él y resto de favoritos, estaré feliz”, señaló.

A pesar de que la crono le favorece, Froome no da nada por sentado.

“Sé lo rápido que pueden cambiar las cosas. El jueves pasado estaba en una posición cómoda, luego me caí dos veces y tuve que perseguir al resto de los favoritos, sin poder volver al grupo. La Vuelta es una carrera explosiva, con muchas oportunidades para los corredores atacantes”, destacó.

Respecto a Alberto Contador, dijo que espera que el madrileño muestre su faceta agresiva.

“Como se ha visto en esta última semana, tenemos un Contador muy agresivo. No siempre saca provecho, pero hizo un trabajo con López, quien sí tuvo piernas para rematar. Podemos esperar una carrera muy agresiva de Contador”, insistió.

Ante las etapas de montaña, Froome espera duras batallas en Los Machucos y Angliru.

“En el Angliru se vivirá la última batalla por la general. También tenemos Los Machucos el miércoles, no será tan duro como el Angliru, pero las rampas son empinadas. De alguna manera la crono de mañana se pagará en Los Machucos. Es una dura semana y cada día tienes que pensar en el siguiente”, dijo.

Froome recuerda su anterior experiencia en el ya mítico puerto asturiano.

“Fue el día en que me dieron libertad en el equipo cuando Wiggins se desvanecía en esas difíciles rampas. Me refresca los recuerdos de entonces. Es una escalada agotadora. Espero tener las mismas piernas que tuve en 2011. Yo diría que Zoncolan es la subida más difícil que he hecho en una carrera. Angliru sería el segundo”, subrayó.

También se refirió al colombiano Miguel Ángel López, ganador de dos etapas de montaña.

“No me sorprende. Es un buen ciclista. Perdió tiempo en la primera semana y luego le hemos permitido tener un poco de espacio. Pero ahora ha cogido tiempo, así que tenemos que vigilarlo. Él está haciendo una gran Vuelta y me imagino que Astana buscando etapas y habrá que marcarlo de cerca”, señaló.

Sobre el dopaje mecánico, Froome dijo que no tuvo tiempo para ver el reportaje al respecto, pero mostró su deseo de que si alguien lo usa, “sea rápidamente atrapado”

“No sé cuánta verdad hay en ello. Lo más importante es que están haciendo controles mecánicos y físicos. No podría estar en el comienzo de una carrera sabiendo que algún rival tiene un motor en su bicicleta. No pienso en ello. Ciertamente espero que, si hay alguien por ahí usando un motor, sea atrapado rápidamente”, concluyó.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.