COMPARTE

Quizás, sea probable que para ti, al igual que muchos, es casi instintivo tirar la cáscara de naranja cuando exprimes su jugo o comes la pulpa.

Pero, ¿sabías que existen muchos usos para la cáscara de naranja? Pues bien, en esta se encuentra una gran cantidad de vitamina C, e incluso, más flavonoides y fitonutrientes que en la pulpa en sí.

Por este motivo te queremos contar 8 razones que se descubrieron recientemente de por qué no debes tirar la cáscara de naranja a la basura.

  1. Las cáscaras mejoran tu tono de piel

Esto se debe a que tienen un alto contenido de vitamina C, que ayuda a mantener la elasticidad de la piel, prevenir la falta de brillo y añade un brillo saludable.

Incluso es capaz de actuar como un protector solar natural y bloquear los nocivos rayos UV, aunque esto no significa que reemplace los protectores solares.

Puedes preparar una mascarilla para aclarar la piel de tu rostro.

Ingredientes:

2 cucharaditas de polvo de cáscara de naranja (10 g)

1 cucharada de miel (25 g)

1 cucharada de yogur (20 g)

Preparación

Mezcla 2 cucharaditas de polvo de cáscara de naranja con la de miel y la de yogur hasta formar una pasta homogénea.

Aplícate esta pasta en tu rostro y cuello con suaves masajes circulares.

Deja reposar durante unos 20 minutos y enjuaga con agua tibia.

  1. Te ayuda en la lucha contra los signos del envejecimiento

Gracias a la cantidad de antioxidantes que contiene, este es uno de los usos para la cáscara de naranja más útil.

Como ya sabrás, los antioxidantes combaten los radicales libres responsables de las arrugas y la flacidez de la piel.

 

Si quieres probar un tonificante natural, te recomendamos que pruebes esta mascarilla.

Ingredientes

1 cucharada de polvo de cáscara de naranja

1 cucharada de harina de avena

Miel

Preparación

Mezcla una cucharada de polvo de cáscara de naranja con una cucharada de harina de avena y miel suficiente para formar una pasta.

Aplica la pasta sobre tu rostro y cuello y deja reposar durante 30 minutos.

Enjuaga tu rostro con agua fría.

Aplica una vez por semana para notar más rápidamente los resultados.

  1. Blanquea tus dientes

Este es otro de los usos para la cáscara de naranja que podría asombrarte, ya que esta contiene un compuesto llamado d-limoneno que logra blanquear los dientes (incluso si se trata de manchas por fumar).

Es tan sencillo como que trates con los siguientes trucos:

Frota el interior de una cáscara de naranja sobre los dientes durante 2 o 3 minutos y luego enjuaga la boca. Puedes repetir esto incluso dos veces al día, hasta que consigas los resultados que deseas.

Otra opción, es que mezcles polvo de cáscara de naranja con un poco de agua hasta formar una pasta y la utilices como si se tratase de cualquier pasta para dientes común.

De igual manera, puedes repetir este proceso 2 veces diariamente, durante un par de semanas.

  1. Pérdida de peso

Agua de naranja

La vitamina C puede ser nuestra gran aliada cuando se trata de perder peso. Así, este es uno de los usos para la cáscara de naranja más habitual.

Si este tu objetivo, sustituye el café o los refrescos por un delicioso té de cáscara de naranja.

Es tan sencillo como tomar dos tazas de este té al día.

Ingredientes

1 cucharada de cáscara de naranja seca (10 g)

1 taza de agua (250 ml)

Miel (opcional)

Preparación

Seca las cáscaras de naranja en un lugar fresco y seco.

Calienta una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, añade la cucharada de estas cáscaras secas.

Déjalo reposar por 10 minutos y luego retira las cáscaras.

Si lo deseas puedes añadir un poco de miel.

  1. Reduce el colesterol malo

Otro de los grandes usos para la cáscara de naranja es que reduce las lipoproteínas de baja densidad de tu cuerpo. El colesterol malo (LDL) aumenta el riesgo de que padezcas enfermedades y ataques del corazón.

La pectina de las cáscaras de naranja ayuda a reducir tu colesterol y a bajar tu presión arterial. Lo único que debes hacer es beber té de cáscara de naranja dos o más veces al día.

  1. Mejora tu movimiento intestinal

La gran cantidad de fibra que contiene la cáscara de naranja ayuda a regular los movimientos intestinales, lo que ayuda a evitar el estreñimiento y mejora la digestión, así como los síntomas del intestino irritable y las flatulencias.

Por otro lado, la pectina promueve el crecimiento y bienestar de la flora bacteriana de tu intestino. Consume una taza de té de cáscara de naranja para aprovechar sus beneficios.

  1. Ambientador natural

Es uno de los usos para la cáscara de naranja más comunes. Debido a que su aroma es muy agradable, puedes enmascarar olores no deseados de tu hogar con un ambientador fabricado por ti.

Ingredientes

Un puñado de cáscaras frescas de naranja y limón

Ramas de canela

2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

Solo tienes que poner un puñado de cáscaras frescas de naranja, limón, y algunas ramas de canela en 2 tazas de agua.

Llévalo a ebullición y deja que se realice la decocción durante 10 minutos.

Pasado el tiempo indicado, coloca esta infusión en un spray y úsala a tu conveniencia.

Te recomendamos leer: 13 usos que le puedes dar al jabón neutro en tu hogar

8.-Repele los mosquitos y hormigas

Estos insectos odian la cáscara de naranja debido a que no les gusta el limoneno, el cual le aporta al olor cítrico de estas frutas. Así como con las cáscaras de naranja, también puede funcionar con otros cítricos.

Debes poner un poco de polvo de la cáscara en las zonas de donde quieres alejar a estos insectos.

También puedes frotar un poco de cáscara de naranja fresca por tu piel para conseguir un magnífico repelente natural.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.