COMPARTE

Hoy es el Día Mundial de la Sepsis. Patología que mientras disminuye a escala mundial, en Venezuela se ha convertido entre las primeras causas de mortalidad. De acuerdo con las cifras oficiales del Ministerio de Salud dadas en el mes de mayo de este año -cuando este ente tenía dos años sin publicarlas- en el 2016 murieron en el país 11.466 niños menores de un año, de los cuales el 64 por ciento fue por sepsis. Además, que implicó un aumento de 30,12% en comparación con lo ocurrido en 2015.

Esta efemérides se conmemora el 13 de septiembre de cada año desde 2012. Surgió como una iniciativa de la Alianza Global de la Sepsis y sus miembros fundadores con la finalidad de incrementar el alerta de la comunidad y del equipo de salud sobre la sepsis.

La sepsis es una enfermedad que ocurre cuando la respuesta del organismo a una infección daña sus propios órganos y tejidos. Puede conducir a un colapso circulatorio conocido como shock, a mal funcionamiento de diversos órganos y a la muerte, especialmente si no es reconocida y tratada a tiempo.

Este síndrome fue identificado desde tiempos antiguos e Hipócrates la describió como un proceso mediante el cual la carne se descompone. Aún hoy, a pesar de su alta y creciente incidencia, es una enfermedad muy poco conocida por el público y suele diagnosticarse demasiado tarde.

Es una de las primeras causas de muerte en el mundo, cobrándose más vidas que el cáncer de próstata, el de mama y el VIH/sida juntos. Se estima que, por año, la contraen más de 20 millones de personas, de las cuales cerca de seis millones son lactantes y niños menores de cinco años, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud.

En una encuesta realizada en Estados Unidos y Europa, entre un 80% y un 90% de la población no estaba familiarizada con la palabra sepsis, y aquellos que si lo estaban desconocían que se trataba de una de las principales causas de muerte, cuando se estableció su efemérides.

Menos de uno de cada 7 pacientes recibe tratamiento adecuado

Si bien la aplicación de ciertas medidas terapéuticas en las primeras horas de tratamiento pueden reducir la mortalidad,​ menos de uno cada siete pacientes recibe este tratamiento en los tiempos adecuados. Por cada hora que se demora el inicio del tratamiento antibiótico en los pacientes con sepsis la posibilidad de sobrevivir recae.​ Por este motivo la sepsis debe considerarse como una enfermedad tiempo-dependiente.

Mientras que la sepsis afecta a más personas que el cáncer de mama, de próstata y de pulmón en conjunto, los fondos destinados a investigación en sepsis son menores al 4% de los destinados a la investigación en el área de dichos cánceres.

Al producirse la sepsis, el organismo libera factores contra el germen en forma masiva y desproporcionada. Esto desencadena una reacción inflamatoria generalizada, que actúa en contra del propio organismo, afectando las sus funciones normales, y puede terminar con la muerte del individuo, se lee en un reporte de la OMS.

Las “horas de oro”

“El diagnóstico y tratamiento de la sepsis es una verdadera emergencia médica”, declara un documento de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva y remarca que si se la diagnostica durante la primera hora posterior a su presentación, la tasa de supervivencia es del 80%.

Y si se detecta luego de seis horas, el paciente tiene solo un 30 % de posibilidades de sobrevivir. Por eso, los especialistas enfatizan que es vital que el público y los agentes de salud reconozcan los síntomas precoces de la enfermedad, para comenzar el tratamiento dentro de la primera hora, llamada “de oro”.

Pero, a pesar de los avances científicos alcanzados en el campo de las vacunas, los nuevos antibióticos y los progresos en la atención médica, la mortalidad de la enfermedad es alta: entre un 30 y 50 % de los pacientes fallece. Y los que sobreviven al cuadro pueden quedar con secuelas.

¿Cómo prevenirla?

En los niños pequeños, la vacuna antineumocócica ayuda a prevenir infecciones graves, como neumonía, meningitis y sepsis. También protege al resto de las personas, porque reduce el contagio y diseminación del germen en la población general. La inmunización contra la bacteria Haemophilus influenzae tipo B y el meningococo también evita la meningitis y otras infecciones graves. Además de los niños menores de dos años, es muy importante que los mayores de 65, las personas con diabetes, obesidad o enfermedades crónicas de corazón, pulmón o riñón, los individuos sin bazo o con enfermedades que afectan el normal funcionamiento de este órgano, y aquellos que tienen disminuidas sus defensas reciban también la vacuna contra el neumococo.

Una correcta higiene de manos es el factor más relevante para reducir la sepsis por infecciones intrahospitalarias. Logra disminuir hasta un 20% de los casos cuando se cumple estrictamente el procedimiento de lavado con jabón o desinfectantes con alcohol en gel. En los países en vías de desarrollo, las deficientes condiciones de limpieza en los hospitales es un problema muy serio, en particular afecta a las mujeres embarazadas que dan a luz y dificulta el cuidado de las heridas. En algunos lugares del mundo, las deficiencias sanitarias y el agua contaminada son causa de infecciones digestivas que comúnmente favorecen los casos de sepsis.

Otro paso decisivo contra esta enfermedad es evitar el uso indiscriminado y por tiempo prolongado de antibióticos, para reducir la aparición de gérmenes resistentes. De esta manera, aumentan las posibilidades de sobrevida de un paciente con sepsis.

Metas globales 2020

Se han propuesto 5 objetivos globales para ser cumplidos para el año 2020.1​ Ellos son:

La incidencia de la sepsis se reducirá globalmente con las estrategias definidas para prevenir la sepsis

Aumentarán las tasas de supervivencia de la sepsis en niños (incluyendo neonatos) y adultos en todos los países mediante el fomento y adopción de sistemas de identificación precoz y tratamiento de emergencia estandarizado

Mejorará la sensibilización y conocimiento tanto para el público en general como para el profesional sobre la sepsis

El acceso a los servicios de rehabilitación adecuados habrá mejorado para todos los pacientes en todo el mundo

La evaluación de la carga global de la sepsis y el impacto de las medidas de control y manejo de las intervenciones, habrán mejorado notablemente. (http://www.proyecto-salud.com.ar/)

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.