COMPARTE

Cuando la incidencia mundial de la hipertensión arterial es del 25 por ciento, en las ciudades principales de Venezuela, como Valencia y Caracas, se elevó a 38 por ciento. Una tasa alta, en la que pudiera estar incidiendo el déficit de fármacos para el tratamiento, además del estilo de vida que está llevando el venezolano por la situación país, por la inseguridad, el alto costo de la vida y otros condicionantes que han mermado su calidad de vida.

Otras cifras alarmantes: tres o cuatro de cada 10 venezolanos, entre los 35 años, tienen hipertensión. Y estas probabilidades aumentan a partir de los 55 años, en un 80 por ciento, de acuerdo con lo informado por el doctor José Ramón Gómez Mancebo, presidente de la Fundación Venezolana de Cardiología Preventiva, en el programa Por Tu Salud, que se transmite por El Carabobeño Radio, de lunes a viernes, entre las 11:30 a 12:30pm.

La hipertensión se cuenta entre los principales factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares, recordó el especialista, recordando que dentro de éstas la enfermedad isquémica (el infarto agudo de miocardio) es la principal causa de muerte en Venezuela.  Y en esta patología, como otras cardiovasculares, se suman como factores de riesgo: la diabetes, el colesterol, los triglicéridos y el fumar.

Pero, ahora entre las cardiovasculares se suman los accidentes cerebrales y la diabetes mellitus tipo 2, ésta última aunque es una enfermedad aparte se incluye como afección vascular. Por lo que detalló el especialista, que estas tres juntas constituyen las principales causas de muerte en Venezuela.

Por cierto, el doctor Gómez Mancebo apuntó ciertas novedades en salud cardiovascular, en cuanto a nutrición, como que una ingesta mayor de grasas no es tan perjudicial como si lo serían los carbohidratos, que si influyen en la aparición de la enfermedad arterial, sobre todo, a nivel periférico.

Datos que extrajo del evento más importante que se desarrolla en esta especialidad a escala mundial y que efectuó en Europa, el pasado mes de mayo y cuya condensación se realizará este sábado 23 de septiembre, en la Clínica Avila, de Caracas, con entrada gratuita.

Otra de las novedades ventiladas por el doctor Gómez Mancebo, es sobre que el uso del oxigeno en el infarto agudo del miocardio, no tiene ningún efecto en la evolución del paciente. Según un estudio, en caso de que un paciente tenga un dolor en el pecho del cual se sospeche que sea un infarto no tiene ningún beneficio suministrarle oxígeno. Implica, que no es necesario utilizarlo, más bien se estaría “malgastando”, al menos que esté en estado de “schock”.

Pero, los medicamentos, incluso de última generación, que se utilizan de forma regular para los distintas afecciones cardiovasculares en Venezuela presentan déficit desde hace dos años. Y hasta los más sencillos, como la aspirina, también brilla por su ausencia.

Para atender a este déficit, informó el doctor Gómez Mancebo que además del medicamento específico que a un paciente puede indicársele, se le sugieren por lo menos tres o cuatro mas similares.

En torno al evento, el presidente de la Fundación Venezolana de Cardiología Preventiva precisó que pueden asistir no solo los médicos cardiólogos, sino también de otras especialidades como periodistas de la fuente de la salud.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.