(Foto archivo)
COMPARTE

La Cancillería venezolana rechazó hoy los señalamientos de EE.UU. por narcotráfico y dijo que la supuesta lucha contra las drogas que dice librar el Gobierno estadounidense es en realidad un arma con fines políticos.

Las declaraciones del subsecretario de Estado para el Buró de Asuntos Internacionales de Narcóticos de EE.UU., William Brownfield, así como la reciente resolución presidencial, sencillamente constituyen una nueva agresión del gobierno estadounidense, señala un comunicado de la Cancillería difundido hoy.

El Gobierno manifestó, en este escrito, que esta agresión tiene la intención de robustecer la campaña que busca proyectar a Venezuela, como un Estado bajo el control del narcotráfico para legitimar así su objetivo político de intervenir y desestabilizar al país.

El martes, Brownfield indicó que no habrá una solución democrática para la crisis política y económica de Venezuela, mientras el narcotráfico siga penetrando por completo cada uno de los estamentos de poder del país, incluido el Gobierno de Nicolás Maduro.

“La primera vez que me impliqué en Venezuela fue en 2004 cuando llegué como embajador de Estados Unidos. En ese momento, hubiera dicho que el narcotráfico estaba empezando a penetrar en altos niveles del Gobierno de Venezuela, en las instituciones de seguridad, de cuerpos policiales y de Justicia”, dijo.

“Ahora han pasado 13 años y diré que el narcotráfico ha penetrado completamente cada institución de seguridad, cada cuerpo policial y cada institución judicial de la República Bolivariana de Venezuela“.

El jueves, EE.UU. identificó a 22 países, en su mayoría latinoamericanos y caribeños, como grandes productores o plataformas para el tráfico de drogas.

Esa lista de países, que no refleja necesariamente los esfuerzos antidrogas de sus gobiernos o el nivel de cooperación con EE.UU., la integran Afganistán, Bahamas, Belice, Birmania, Bolivia, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, India, Jamaica, Laos, México, Nicaragua, Pakistán, Panamá, Perú y Venezuela.

La Cancillería remarcó que Venezuela tiene avances en materia de antinarcóticos reconocidos por la ONU, que además distingue al país como una nación libre de cultivos ilícitos.

“Estados Unidos, es en la actualidad el principal mercado para el consumo de drogas ilícitas. Instamos al Gobierno estadounidense a dejar de utilizar el tema con fines políticos y proceda de inmediato a corregir sus políticas ineficientes que acaban desestabilizando a una zona de paz”, finalizó.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.