Jorge Arreaza (Foto Archivo)

Jorge Arreaza, ministro de Asuntos Exteriores, denunció hoy ante la ONU las sanciones económicas impuestas por la Casa Blanca a Venezuela en agosto y dijo que aunque procurarán un diálogo de respeto mutuo con Estados Unidos, advirtió que están dispuestos a defender la soberanía, independencia y democracia en cualquier escenario y bajo cualquier modalidad.

Arreaza se refirió a Donald Trump, como un emperador mundial que amenaza y juzga al mundo como si tuviese poderes dictatoriales.

“Cual emperador mundial, el presidente de Estados Unidos usó esta tribuna la semana pasada para anunciar guerras, destrucción total de Estados miembros y la aplicación de medidas coercitivas unilaterales e ilegales, amenazando y juzgando a placer como si tuviese poderes dictatoriales”, afirmó el canciller en su intervención.

Después de su intervención, se refirió también en una rueda de prensa a las últimas restricciones aprobadas por la Administración Trump contra Venezuela y otros ocho países para mejorar las capacidades y procesos de vigilancia para detectar el intento de entrada a Estados Unidos de terroristas u otras amenazas a la seguridad pública.

“Tenemos que parar esta locura e irracionalidad. Nosotros estamos abiertos a seguir teniendo un diálogo, pero si somos atacados nos defenderemos de la misma forma que nos atacan”, advirtió el canciller.

Durante su discurso en la Asamblea, recordó el “aquí huele a azufre” pronunciado hace años por el expresidente Hugo Chávez en esa misma sala, y dijo que hoy sigue vigente porque la ONU ha vuelto a ser profanada, irrespetada y ofendida por poderes arrogantes que pretenden imponer sus reglas de juego unilaterales.

Por todo ello, instó a las Naciones Unidas a generar mecanismos efectivos para neutralizar las pretensiones guerreristas y los intentos de suplantar el multilateralismo por el unilateralismo dictatorial de quienes pretenden imponer un pensamiento único con el uso de las armas y el chantaje económico.

“Debemos procurar con urgencia respuestas multilaterales para evitar la imposición de medidas coercitivas e incluso para que los Gobiernos que las hayan impuesto ilegalmente, tengan la obligación legal de compensar a los pueblos que han sufrido sus efectos”, añadió el canciller.

Arreaza denunció también a quienes acusan a su país de no respetar los derechos humanos y dijo que si hay una nación que no debería formar parte del Consejo de Derechos Humanos de la ONU es precisamente Estados Unidos porque es el principal violador de derechos humanos, no solo en su territorio, sino en todo el mundo.

Por otro lado, aprovechó para felicitar a Colombia por el acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC y aseguró que su país seguirá acompañando y facilitando las conversaciones que se están celebrando en Ecuador con el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Finalmente, el jefe de la diplomacia aprovechó parte de su discurso para denunciar los actos de violencia de la derecha extremista en Venezuela, pero celebró que la oposición haya decidido reencauzarse por el camino de la democracia y la Constitución y participar en las elecciones del próximo 15 de octubre.

“Nuestra Asamblea Nacional Constituyente se ha convertido, no solo en pacificadora y protectora del pueblo, sino en instrumento por excelencia para el diálogo nacional y la legítima atención de los problemas mas urgentes del país”, añadió Arreaza, quien concluyó recordando que la democracia venezolana es activa y popular.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.