Federica Mogherini y Nicolás Maduro. (Cortesía)

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo hoy que está listo para conversar con la jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, tras acusarla de “solo escuchar” a la “ultraderecha” del país y de señalar al bloque europeo de “subordinarse” a Washington.

En una rueda de prensa internacional, el presidente también reiteró que España “no tiene moral” para referirse a Venezuela que, señaló, “es el país más democrático y libre del continente”.

“Federica Mogherini solo escucha a la ultraderecha en Venezuela y no ha querido escucharme a mí. Federica, rectifica, estoy listo para conversar por teléfono o personalmente, tú me dices dónde nos vemos”, comentó aunque también señaló que la representante de la UE debería visitarlo “si quiere saber algo” de su país.

Maduro insistió en que “ella solo escucha una parte, escucha a la derecha fracasada, a la derecha violenta y se ha dejado poseer por una visión parcializada a favor de la derecha y apuntó que ojalá rectifiquen a tiempo y no se subordinen a la política de Donald Trump porque sobre Venezuela la UE lo que hace es subordinarse a lo que dicta Washington”.

El comentario de Maduro se produce horas después de que la UE instara al Consejo Nacional Electoral de Venezuela a “demostrar la transparencia” de los comicios regionales del pasado domingo en el país caribeño, no reconocidos por la oposición y que otorgaron una victoria mayoritaria al chavismo.

“La revisión completa de las elecciones regionales aún no está disponible”, indicó la portavoz comunitaria Catherine Ray durante la rueda de prensa diaria de la Comisión Europea.

Según Ray, “lo que podemos decir en este momento es que consideramos que la Comisión Electoral Nacional debería dar pasos para demostrar la transparencia del proceso y publicar todos los datos relacionados”.

La portavoz de Federica Mogherini insistió en que “todas las partes en Venezuela deben aunarse y encontrar un diálogo creíble y constructivo para poder abordar las necesidades acuciantes de la población”.

Más temprano, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, acusó a la UE y a algunos de sus países miembros de “cuestionar la voluntad” del pueblo, tras el escepticismo mostrado por dirigentes comunitarios y Gobiernos del Viejo Continente ante los resultados electorales. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.