La periodista de la emisora de radio independiente "Eco de Moscú" Tatiana Felgenhauer. (Cortesía)

La periodista de la emisora de radio independiente “Eco de Moscú” Tatiana Felgenhauer, apuñalada esta mañana en la redacción, se encuentra hospitalizada en coma inducido, informó el medio.

“Felgenhauer está conectada a ventilación mecánica y en coma inducido”, explicó el redactor jefe de la emisora, el conocido periodista Alexéi Venedíktov.

En el hospital moscovita donde fue intervenida la periodista calificaron su estado de “grave”, antes de provocarle el coma inducido.

Según se informó, un hombre armado irrumpió esta mañana en la redacción de la emisora “Eco de Moscú” y atacó con un cuchillo a Felgenhauer, directora adjunta, que resultó herida en el cuello.

El agresor fue detenido por guardias de seguridad y entregado después a la Policía.

El agresor desconocido fue detenido por el agente de la policía. (AFP)

Fuentes policiales opinaron que el ataque pudo haberse debido a “motivos personales” y que la víctima quizás conocía al agresor.

“Sabía adónde iba y a por quién”, aseguró el redactor jefer de la emisora, cuyas oficinas se encuentran en pleno centro de Moscú.

De acuerdo a varios medios y a testimonios en redes sociales, el autor del ataque ha sido identificado como Boris Grits, un ciudadano de Israel de 49 años.

Tras su detención, el propio agresor aseguró que se sentía “sexualmente acosado” por la víctima “a través de un contacto telepático”.

“Utilizando la conexión telepática, ella (Felgenhauer) me mortificaba sexualmente”, dijo Grits en el primer interrogatorio.

“Nunca la he conocido en realidad, pero la he visto y sentido. No me la podía quitar de la cabeza”, añadió.

El portal informativo Life señaló, por su parte, que el agresor había publicado en un blog su obsesión sobre la periodista y se había dirigido al padre de ésta para que “influyera en su hija” y ella dejara de “perseguirle”.

La Unión de Periodistas de Rusia calificó la agresión contra Felgenhauer como “un ataque contra la libertad de expresión”.

Por su parte, el Sindicato de Periodistas señaló en un comunicado que parte de culpa del ataque recae sobre la televisión estatal rusa, por haber acusado repetidas veces a “Eco de Moscú” y a Tatiana Felgenhauer de ser “agentes del Departamento de Estado de EEUU”.

“Creemos que este tipo de programas instigan al odio hacia nuestros compañeros y han podido provocar el ataque contra Tatiana por parte de una persona trastornada”, señalaron en el sindicato.

El director del “Eco de Moscú”, Alexéi Venediktov, en rueda de prensa hoy, 23 de octubre de 2017. (AFP)



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.