Messi y el Barcelona chocaron con el muro defensivo del Olimpyakos./Foto: AFP

El Barcelona empató sin goles en la cancha del Olympiakos, este martes en la cuarta jornada de la Liga de Campeones en un partido en el que Lionel Messi y Luis Súarez no estuvieron acertados, y tendrá que esperar para sellar su pase a octavos de la competición.

Con este resultado los azulgranas son líderes del grupo D con 10 puntos, tres más que la Juventus, que empató 1-1 ante el Sporting de Lisboa, que tiene 4. Cierra la llave el Olympiakos, que este martes sumó su primera unidad. A falta de dos jornadas, el horizonte parece bastante despejado para el equipo español.

En el Georgios Karaisakis el técnico azulgrana Ernesto Valverde recibió un cálido homenaje en los prolegómenos por los tres años -en dos etapas- en los que dirigió al equipo local, con un balance sobresaliente de tres Ligas y dos Copas.

La peor noticia para los azulgranas fue la lesión muscular del polivalente Sergi Roberto, que tuvo que abandonar el campo justo antes del descanso. Le sustituyó Gerard Deulofeu.

“Sergi Roberto tiene una rotura fibrilar en el bíceps femoral del muslo derecho. Mañana, más pruebas para saber el alcance exacto de la lesión”, señaló el club azulgrana minutos después de la lesión.

Como era predecible, el Barcelona llevó las riendas del choque pero el Olympiakos se mostró como un bloque compacto, que defendía con solidaridad y que contó con un inspirado arquero, el belga Silvio Protos, para mantener a raya a Messi y compañía.

“No hemos acertado en las ocasiones, pero bueno. Ahora tenemos dos partidos por delante y lo vemos desde el punto de vista positivo. Estamos en la misma posición y con un punto el próximo día ya seríamos primeros (en octavos). Intentaremos conseguirlo”, dijo Valverde.

En el minuto 20, en una jugada ensayada en un córner, el argentino remató desde el punto de penal. Luis Suárez desvió la trayectoria del balón con el tacón y Protos tuvo los reflejos para desviarlo.

LA PESADILLA CULÉ
Protos le ganaba la partida a Messi. Primero al desviar con el pie un disparo del cinco veces Balón de Oro (27) y luego en una falta lejana (34).

En la segunda parte el guión no cambió en exceso. Suárez, en su peor racha goleadora y de juego desde que llegó al Barcelona en 2014, volvió a mostrar sus dudas en el 62, cuando decidió jugar con Messi en lugar de golpear. El argentino, en peor posición, falla en su disparo.

“La versión actual de Suárez me gusta bastante. Vuelvo a decir. Lo que más me gusta de mis jugadores es que tengan ocasiones, muchas, porque es un buen síntoma. El acierto va a venir”, dijo Valverde sobre Suárez.

El Olympiakos, que había encajado 15 goles en sus últimos 5 partidos de Champions (media de 3), exhibía su cara más seria en defensa. Y en ataque se mostraba peligroso con algunos contraataques.

Suárez, sin confianza y que todavía no ha inaugurado su casillero en la actual Champions, vio como el defensa español Alberto Botía (71) le desviaba un disparo y luego intentó una chilena (72) que se fue alta.

Tampoco acertó el uruguayo en el 80, con un globo que se le fue al larguero, y en el 82 con un disparo con la izquierda que se topó con un defensa.

En el descuento fue Messi el que tuvo un buen disparo, pero atajó de nuevo Protos, el héroe del día en El Pireo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.