COMPARTE

Los espasmos estomacales son las contracciones incontrolables, por lo general intermitentes, que se producen en la región abdominal.

Pueden ocurrir por una inflamación del revestimiento que recubre el estómago, aunque tienen que ver con el sobrecrecimiento bacteriano, la acumulación de gases y la mala digestión.

Su aparición también se relaciona con desequilibrios en el sistema nervioso, puesto que es común que se manifiesten durante los episodios de estrés y ansiedad.

Si bien son normales y de carácter esporádico, algunas veces pueden alertar enfermedades gastrointestinales de mayor cuidado, requiriendo atención médica.

Si esto último no es el caso, hay algunos remedios de origen natural que pueden ayudar a acelerar su recuperación, evitando el desarrollo de otras complicaciones.

En el siguiente espacio te compartimos en detalle los 5 mejores para que no dudes en prepararlos cuando te aqueje este síntoma.

¡Descúbrelos!

1.-Té negro y limón

La bebida de té negro con limón es un remedio antiinflamatorio y desintoxicante que puede ayudar a mejorar la digestión, reduciendo la recurrencia de los espasmos estomacales.

Ambos ingredientes ayudan a neutralizar la acidez causada por los jugos gástricos y, por si fuera poco, favorecen la expulsión de los gases.

Ingredientes:

½ cucharada de té negro (5 g)

1 taza de agua (250 ml)

1 cucharada de zumo de limón (10 ml)

Preparación

Agrega una cucharadita de té negro en una taza de agua y ponlo a hervir.

Cuando llegue a ebullición, retira la bebida y déjala reposar 10 minutos, a temperatura ambiente.

Pasado este tiempo, cuélala y agrégale una cucharada de zumo de limón.

Modo de consumo

Toma la bebida tibia, tan pronto como sientas espasmos.

Repite su ingesta hasta 2 veces al día.

  1. Corteza de limón

La alta concentración de fibra dietética y aceites esenciales de la corteza de limón resulta ideal para estimular el alivio de los espasmos y las digestiones lentas.

Su preparación en infusión relaja el estómago y disminuye las molestias causadas por los nervios.

Ingredientes:

La corteza de un limón

1 taza de agua (250 ml)

Preparación:

Agrega la corteza de limón en una taza de agua y ponla a hervir.

Cuando alcance su punto de ebullición, baja la bebida del fuego, tápala y deja que repose 10 minutos.

Modo de consumo

Ingiere una taza de té de corteza de limón en ayunas, o bien, cuando sientas espasmos.

Tómalo hasta 3 veces al día.

 Menta y albahaca

Combinando las propiedades digestivas de las hojas de menta con el poder antiespasmódico de la albahaca podemos obtener un remedio eficaz contra los espasmos y la inflamación abdominal.

Ambas hierbas mejoran el movimiento intestinal y disminuyen la acumulación de toxinas y gases.

Ingredientes:

½ cucharada de menta (5 g)

½ cucharada de albahaca (5 g)

1 taza de agua (250 ml)

Preparación

Incorpora las hojas de menta y albahaca en una taza de agua.

Pon a hervir la bebida y, una vez llegue a ebullición, tápala y déjala reposar.

Cuando esté apta para el consumo, cuélala.

Modo de consumo

Ingiere una taza de infusión ante la primera señal de espasmos.

Si lo consideras necesario, repite su consumo 2 veces al día.

  1. Jazmín

El té elaborado con jazmín es un remedio sedante, antiinflamatorio y digestivo que contribuye a calmar los retortijones y la tensión estomacal causados por la ansiedad y el nerviosismo.

Ingredientes

2 cucharaditas de jazmín (10 g)

1 taza de agua (250 ml)

1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

Incorpora el jazmín en una taza de agua y ponlo a hervir.

Cuando llegue a ebullición, tapa la bebida y déjala reposar, a temperatura ambiente, durante 10 minutos.

Endúlzala con una cucharada de miel.

Modo de consumo

Ingiere una taza de té de jazmín cuando sientas molestias en el estómago.

Tómalo como preventivo cuando estés ansioso o con nervios.

  1. Agua de arroz

El agua de arroz es un remedio natural que ayuda a calmar las molestias estomacales cuando estas se producen por el exceso de acidez.

Sus fibras naturales mejoran la digestión de los alimentos y ayuda a evitar los desequilibrios en la flora bacteriana del intestino.

Ingredientes

3 cucharadas de arroz (30 g)

1 taza de agua (250 ml)

1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

Agrega las cucharadas de arroz en una taza de agua y ponlas a hervir a fuego bajo.

Cuando la bebida llegue a ebullición, y el arroz esté medio tierno, retírala y déjala reposar a temperatura ambiente.

Cuela el remedio con un colador fino y, enseguida, endúlzalo con una cucharada de miel.

Modo de consumo

Toma una taza de agua de arroz cuando sientas contracciones o espasmos en el estómago.

Repite su ingesta 2 veces al día.

¿Estás teniendo retortijones en tu estómago? ¿Notas tu abdomen inflamado? Prepara alguno de estos remedios naturales y dile adiós a estas molestias.

 

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.