El venezolano Salomón Rondón se siente satisfecho y tranquilo con su actualidad en el fútbol inglés./Foto: AFP
COMPARTE

El venezolano Salomón Rondón hizo ruido durante su pasantía en el fútbol español y por eso guarda buenos recuerdos de dicha etapa. Solo tiene buenas palabras para definir su participación en la Liga por lo que no descarta que, en algún momento, su futuro pueda tener una nueva presencia en esos lares.

Sin embargo, para el ariete venezolano el presente tiene nombre y apellido: West Bromwich, club en el que ya tiene tres temporadas y que tiene todo su enfoque tanto en el plano deportivo como en lo emocional.

En una entrevista concedida a la agencia internacional EFE, Rondón tocó varios temas de su carrera, decantándose mayormente por resaltar las bondades del balompié español pero sobretodo resaltar el prestigio que otorga el participar en la Premier League.

“Estoy muy contento de estar aquí, aprendiendo inglés, disfrutando y tratando de marcar goles. Viviéndolo cada día con muchísima madurez y responsabilidad. Es un momento complicado para el equipo (decimoséptimo en la clasificación), pero tratando de llevarlo de la mejor manera”, expresó el criollo a la hora de evaluar su actualidad.

A la hora de poner ambas opciones en la balanza, el aragûeño agregó que “Se echan de menos muchas cosas como La Liga, Las Palmas, que fue el club que me abrió la puerta en Europa, el Málaga por todo lo que viví… Mis dos hijos nacieron allí, eso y otros pequeños detalles me marcaron mucho. Le tengo un cariño especial; sin olvidar la comida”. No descarto volver a España, por el idioma y por cómo se vive, me gustó y no descartaría para nada volver. Aun así, la Premier llama mucho la atención y coincido en que es la mejor liga del mundo. Estar aquí te da estatus, la Premier da mucho currículum”,

Rondón llegó en agosto de 2015 a Inglaterra por 13,5 millones de euros (récord del West Brom entonces), pero lejos de ser problemático el cambio de aires, la transición ha sido de maravilla y dijo sentirse a plenitud dentro y fuera del campo.

Mucho de lo antes mencionado tiene que ver con la buena acogida que tuvo desde su arribo a la organización, “Cuando uno es futbolista le gusta sentirse querido. Toda la gente que está detrás del club y los fans han conseguido que me sienta muy arropado. Además, mi familia aquí está bastante adaptada, eso da un extra para que uno se sienta bien. Todo está perfecto desde que llegué”.

Los objetivos para este año no se diferencian mucho respecto a los anteriores, aunque esta consciente que en la presente zafra a nivel colectivo el club atraviesa por momentos difíciles, “La meta de goles es tratar de marcar el máximo. Nunca me he puesto un número. Tratar de ayudar al equipo es mi prioridad”.

“Mi sueño sería jugar una competición europea con el West Brom. Lo veo posible este año porque el fútbol cambia rápido; una racha de partidos sería fundamental, nos queda muchísima liga”, afirmó el delantero, quien mantiene la esperanza de poder jugar en un equipo “grande” y que hace pocas semanas se convirtió en el primer venezolano en la historia en marcar en Wembley, al abrir el marcador ante el Tottenham.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.