Foto referencial.

Proseguirán los apagones mientras no se haga una inversión en la modernización de los equipos y con personal adecuado en el sistema eléctrico de Venezuela. Este es el punto de coincidencia de los expertos en materia de energía eléctrica.

Y son varias las causas de estas deficiencias, que se han agravado en los últimos seis años: La falta de mantenimiento oportuno a partes y equipos que conforman las subestaciones, que ya vencieron su vida útil, ocasiona deterioro y posteriores fallas.

Segundo, de acuerdo con los especialistas, los diferentes equipos que conforman una subestación son en su mayoría redundantes, es decir esta uno en servicio y otro fuera de servicio, para minimizar los tiempos de interrupciones cuando ocurra alguna falla.

Sería la condición ideal. Pero, esa redundancia ya no existe, porque están dañados y no han sido sustituidos. De allí también las constantes interrupciones del servicio.

El tercer factor está asociado con el hurto de material de las subestaciones y líneas de transmisión: Conductores eléctricos (cables y barras de cobre) para su comercialización.

A estos factores se suma que Corpoelec no tiene personal de resguardo en las subestaciones y plantas, ademas de la maleza que crece en estas instalaciones, por lo que los operadores no realizan rondas nocturnas en resguardo a su integridad física, según fuentes confidenciales.

Un dato que llama la atención es que la mayoría de las interrupciones ocurren en horario nocturno y con un común denominador: Hurto de material, que luego se vende impunemente en las recuperadoras de metales.

Todos estos condicionantes influyen en que muy pocas plantas estén generando la cantidad de megavatios para las que fueron creadas. Planta Centro, de 2 mil 600 apenas está produciendo 300. La Ramón Laguna, en el Zulia, está en cero y en esta región están más desasistidos porque no cuentan con enlaces con el Guri. De allí que sean más prolongados los apagones.

En Carabobo, el problema también radica en que se está trabajando con pocos equipos. Por ejemplo, en la subestación de Guaparo solo funciona un transformador de 400 megavatios, porque el otro se quemó.  Planta Centro tiene cuatro unidades fuera de servicio, de las seis que posee. La unidad 6, la más nueva, con una generación de 600 megavatios, ya tiene problemas de equipos.

Lee más: Apagones en sectores de Valencia, Los Guayos y San Diego

En el caso del Zulia, el gobierno anunció la sustitución de tres transformadores. Según especialistas, que pidieron el anonimato, solo son “pañitos de agua fría”. No se estaría atacando el problema de fondo: El mejoramiento del sistema eléctrico, en el que existe una sobrecarga en los circuítos.

José Aguilar, experto en temas eléctricos, denunció en su cuenta en Twitter que es inexplicable que después de más de $7 mil millones de dólares asignados para la electricidad, en Zulia termina racionando o no haya luz, situación que e agudizó desde el 25 de diciembre. “Un mar de rezagos en proyectos y negligencia”.

Y aunque el ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta, anunció la instalación de tres nuevos transformadores monofásicos que trasladan por vía marítima desde la Subestación Plan Centro, en Carabobo, con el fin de potenciar el servicio, el problema no es tan sencillo como lo señala.

El ingeniero José Aguilar, experto en el tema, asegura que la situación es grave y demuestra la crisis y el deterioro del sector eléctrico del país, de acuerdo con unas declaraciones dadas a la prensa regional.

Estima que el racionamiento se extenderá más allá del viernes 29 de diciembre, porque entre el tiempo que se toma traer los autotransformadores, instalarlos y hacerles las pruebas, se sobrepasan los cuatro días.

Lee más: Usuarios reportan apagones de hasta nueve horas en sectores de Caracas

El que se esté en la época de menor demanda de energía en Zulia y en toda Venezuela, pudiera esconder el racionamiento, pero lo más probable es que seguirá el 2 y el 3 de enero, porque no hay megavatios. “Y Dios libre que no haya sequía”.

Como una tragedia es sintetizada la situación. Estima que en los estados Aragua, Carabobo, Guárico y Falcón se intensificaran los apagones, cuando suba la demanda en abril.

Más apagones

Y mientras el ministro Motta Domínguez anuncia que las pruebas con los transformadores en el Zulia tardarían 48 horas, Aguilar declaró que se requiere de más días para colocar tres transformadores. “Es como poner pañitos de agua fría a un enfermo con cáncer terminal”.

La situación es difícil, porque para la adquisición hay que preparar un personal que no existe, refiere una fuente especializada que pidió resguardo de su identidad.

Lee más: Tuiteros reportaron apagones en tres municipios carabobeños

El sistema eléctrico consiste en dos líneas de transmisión, que son las de 400 mil voltios y la de 230 mil. El especialista lo comparó a cuando se tienen dos carros en casa: Cuando se daña uno se utiliza el otro, mientras se espera por la reparación del primero. Pero, si este no se manda a reparar, el otro está sufriendo desgaste y si tampoco recibe mantenimiento, terminará dañándose. “Viene el colapso. Y es lo que ocurre en el sistema eléctrico nacional. Están colapsadas, por lo que se recurre a la sobrecarga. Así, los sistemas estarían trabajando al mínimo”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.