Anthony García (cen) sonó jonrón con bases llenas para ser una de las figuras en la victoria de Caguas./Foto: AFP

Los Criollos de Caguas extendieron la sequía de títulos para Venezuela en la Serie del Caribe. El elenco boricua se apoyó en su bateo oportuno para avanzar a la final del clásico latinoamericano por segundo año seguido al vencer 6-5 a los Caribes de Anzoátegui en un dramático partido a eliminación sencilla disputado en el Estadio Panamericano, en Jalisco, México.

Gracias a un grand slam de Anthony García que rompió un empate en el sexto episodio, la novena representante de Puerto Rico tiene ahora otra oportunidad de buscar el bicampeonato por primera vez en la historia para un equipo campeón boricua.

La última vez que Puerto Rico consiguió un ‘back-to-back’ fue en las ediciones de 1992 y 1993, pero con dos equipos diferentes, cuando los Indios de Mayagüez y Cangrejeros de Santurce se coronaron en Hermosillo y Mazatlán, respectivamente.

Por su parte, la eliminación de la “Tribu” (terminaron con marca global de 2-3), alargó a nueve las ediciones en las que una novena vinotinto no levanta el trofeo de campeón.

Caguas, que irá este jueves en búsqueda de su quinto cetro caribeño, mejoró su récord a 3-2 y espera por el ganador del juego de esta noche entre las Águilas Cibaeñas, de República Dominicana, y los Alazanes de Granma, de Cuba.

LA “TRIBU” SE DESINFLÓ

Caribes buscaba su primer final en estas lides y éste miércoles bien pudo haberlo logrado pero su pitcheo y la defensa fallaron para desperdiciar una ventaja que en su momento llegó a ser de 4-0 y una valiosa aportación sobre la loma de Daryl Thompson, quien estuvo indescifrable para la ofensiva criolla durante las primeras cinco entradas en las que apenas permitió dos hits.

Esto, antes que fuera reemplazado por Nestor Molina en la primera del sexto episodio luego que los Criollos le conectaran tres hits consecutivos.

Así las cosas, y con las bases llenas, llegó el turno de García, quien en conteo de 2-2 y ante los envíos de Molina, conectó un enorme cuadrangular entre el jardín central y el izquierdo, que cambió completamente el panorama al empatar el juego de forma dramática 4-4.

 

 

Luego de seis outs, Anzoátegui recuperó nuevamente el comando en la baja de la séptima gracias a un sencillo impulsor de Tomás Telis, quien trajo al plato a René Reyes para colocar el marcador 5-4.

Pero un capítulo después, el empeño e ímpetu de los Criollos volvió a tener sus frutos, beneficiado además por un costoso error al campo de los orientales al empatar por segunda ocasión y tomar el comando por primera vez en el cotejo.

Telis en esta ocasión pasó de héroe a villano, pues primero un pasball y luego un mal tiro a la antesala se combinaron con wildpitch de César Jiménez para que los puertorriqueños colocaran el 6-5 definitivo en la pizarra.

La victoria fue para Robby Rowland, mientras que Miguel Mejía se apuntó su segundo salvamento del torneo al lanzar el noveno de manera perfecta retirando a los tres que enfrentó.

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.