El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. (Foto EFE)

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, será interrogado mañana viernes por la Policía en relación con los llamados caso 3000, sobre la compra irregular de submarinos, y el 4000 o “caso Bezeq”, en el que se sospecha que tuvo una cobertura favorable a cambio de favores, informa la prensa local.

El jefe de Gobierno israelí, que fue interrogado en siete ocasiones durante 2017, responderá por primera vez a las preguntas de los detectives al mismo tiempo que su esposa, Sara, a la que se recogerá declaración sobre el caso Bezeq, destacaron los medios.

Un portavoz policial y otro de la Oficina del Primer Ministro no confirmaron a Efe la información.

A Netanyahu se le pedirá hacer una declaración sobre el caso 3000 de los submarinos, mientras que en el 4000 será interrogado bajo caución, lo que indica que la Policía se reserva el derecho de considerarlo más adelante sospechoso, precisó el diario Maariv.

La Unidad de Delincuencia Económica Nacional, Lahav 433, podría pedir a Sara un interrogatorio bajo caución más adelante, si hubiera indicios suficientes, recoge el mismo diario.

En el caso 3000, investigadores sospechan que algunos representantes del Estado recibieron sobornos para influir en la decisión de comprar submarinos y barcos patrulla de la naviera alemana ThyssenKrupp, a pesar de la oposición del Ministerio de Defensa.

En el 4000, los detectives recaban información sobre un supuesto soborno al dueño de las telecomunicaciones israelí Bezeq y su empresa de contenido periodístico, Walla, Shaul Elovitch, a cambio de una cobertura positiva.

El primer ministro israelí es sospechoso en otros dos casos de los delitos de fraude, abuso de confianza y soborno: el caso 1000, que investiga la recepción de lujosos regalos a cambio de favores, y el 2000, que estudia un intento de pacto con un periódico para recibir cobertura favorable a cambio de dañar la distribución del diario rival.

En relación a los casos en los que lo investigan, Netanyahu niega todos los cargos y atribuye las “falsas acusaciones” a una “campaña de persecución”. EFE

mss/msr

Jerusalén, 1 mar (EFE).- El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, será interrogado mañana viernes por la Policía en relación con los llamados caso 3000, sobre la compra irregular de submarinos, y el 4000 o “caso Bezeq”, en el que se sospecha que tuvo una cobertura favorable a cambio de favores, informa la prensa local.

El jefe de Gobierno israelí, que fue interrogado en siete ocasiones durante 2017, responderá por primera vez a las preguntas de los detectives al mismo tiempo que su esposa, Sara, a la que se recogerá declaración sobre el caso Bezeq, destacaron los medios.

Un portavoz policial y otro de la Oficina del Primer Ministro no confirmaron a Efe la información.

A Netanyahu se le pedirá hacer una declaración sobre el caso 3000 de los submarinos, mientras que en el 4000 será interrogado bajo caución, lo que indica que la Policía se reserva el derecho de considerarlo más adelante sospechoso, precisó el diario Maariv.

La Unidad de Delincuencia Económica Nacional, Lahav 433, podría pedir a Sara un interrogatorio bajo caución más adelante, si hubiera indicios suficientes, recoge el mismo diario.

En el caso 3000, investigadores sospechan que algunos representantes del Estado recibieron sobornos para influir en la decisión de comprar submarinos y barcos patrulla de la naviera alemana ThyssenKrupp, a pesar de la oposición del Ministerio de Defensa.

En el 4000, los detectives recaban información sobre un supuesto soborno al dueño de las telecomunicaciones israelí Bezeq y su empresa de contenido periodístico, Walla, Shaul Elovitch, a cambio de una cobertura positiva.

El primer ministro israelí es sospechoso en otros dos casos de los delitos de fraude, abuso de confianza y soborno: el caso 1000, que investiga la recepción de lujosos regalos a cambio de favores, y el 2000, que estudia un intento de pacto con un periódico para recibir cobertura favorable a cambio de dañar la distribución del diario rival.

En relación a los casos en los que lo investigan, Netanyahu niega todos los cargos y atribuye las “falsas acusaciones” a una “campaña de persecución”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.