(Foto referencial /cortesía)

El gobierno de Colombia presentó en el Congreso un nuevo proyecto para el sometimiento colectivo de bandas criminales narcotraficantes, entre ellas disidencias de la exguerrilla FARC.

La iniciativa de 58 artículos “es un canal de sometimiento de estructuras criminales de manera colectiva”, dijo este miércoles el ministro de Justicia, Enrique Gil, a Blu Radio.

En octubre pasado la administración de Juan Manuel Santos había presentado un proyecto similar que finalmente no se tramitó por falta de consenso en el parlamento.

El proyecto de ley incluye una rebaja de hasta el 50% de las penas a los miembros de organizaciones criminales que confiesen, reparen a sus víctimas, entreguen bienes y confiesen rutas de narcotráfico, entre otros.

Gil precisó que estos beneficios ya están consagrados en el derecho penal ordinario, pero que con esta iniciativa el Estado se prepara para la eventual rendición grupal de organizaciones como el Clan del Golfo, la principal banda narco del país surgida de remanentes de paramilitares de ultraderecha desmovilizados en 2006.

“Aquí estamos hablando posiblemente de un sometimiento de entre 2.000 y 3.000” personas, afirmó el funcionario, quien advirtió que estas organizaciones no van a tener un reconocimiento político o de justicia transicional.

La iniciativa legislativa tampoco evita la extradición, en caso de requerimiento, de quienes se sometan a ella, apuntó.

El Clan del Golfo, liderado por Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, el hombre más buscado del país, señaló a finales del año pasado que está dispuesto a someterse a las autoridades tras casi tres años de intensa cacería policial.

La iniciativa también pretende la rendición de disidentes de las FARC que se apartaron del acuerdo de paz que el año pasado desarmó y transformó en partido político a la poderosa exguerrilla comunista.

El pacto firmado a finales de 2016 con el entonces principal grupo rebelde de América produjo el desarme de casi 7.000 combatientes.

El gobierno calcula que las disidencias, a las que considera delincuentes comunes por su relación con el narcotráfico, cuentan con unas 1.200 personas aunque no precisa si todos son exguerrilleros o ha habido reclutamiento forzoso o voluntario.

Colombia es el principal cultivador mundial de hoja de coca, materia prima de la cocaína, y también el mayor productor de esta droga, según la ONU.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.