Familiares de presos en la comandancia de Policía de Carabobo fueron reprimidos. (Foto Angel Chacón)

Muchos de los 68 muertos en la comandancia de la Policía de Carabobo fueron “rociados con gasolina y tiroteados”, declaró al diario ABC de España, el dirigente político regional    Armando Amengual, de acuerdo con el testimonio de familiares de las víctimas.

Amengual, quien dirige el Movimiento Compromiso con Carabobo, responsabiliza de la masacre al gobernador de Carabobo, Rafael Lacava, quien debe encontrarse en España o en Italia de vacaciones, porque todavía no ha regresado al país, apuntó.

EL CARRO DE DRÁCULA 
“El gobernador Lacava debe renunciar a su cargo, porque su  Carro de Drácula está involucrado en la masacre ocurrida”, señaló Amengual.

El gobernador, que ha estado apoyado por el vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, perseguía a los “bachaqueros” y los encarcelaba en las comisarías policiales para ganar puntos durante la campaña electoral de las elecciones regionales en agosto pasado. Él mismo llegó a aparecer al volante de este Carro de Drácula durante la noche, trasladando en la jaula a varios detenidos, explicó Amengual.

Las comandancias policiales construidas para albergar 60 detenidos provisionales por delitos menores, en todo el país presentan un hacinamiento de más de 250%. «Mi hijo llevaba más de cuatro años recluido en ese centro policial», asegura la madres de uno de los presos muertos, que nunca fue condenado ni enjuiciado, reseñó ABC.

Amengual acusa al gobernador Lacava y a las autoridades regionales de ser los responsables de la mayor tragedia penitenciaria de Venezuela. «No basta con la detención de los cinco funcionarios policiales, incluido el subcomandante José Luis Rodríguez, como asegura el fiscal Tarek William Saab. ¿Y dónde queda la responsabilidad de los agentes del CICPC (Centro de Investigaciones Científicas Policiales y Criminales) que resguardaban los calabozos?», se pregunta.

Con información de ABC




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.