Más de 400 mil personas padecen de malaria en Venezuela, donde la epidemia cursa en 20 regiones, estimándose que de los afectados el 12 por ciento son niños. Situación por la que la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud centran su foco y emitieron alarmas. Pero para el doctor Rafael Orihuela, ex ministro de Salud no se justifica, porque se trata de una enfermedad que es fácil de controlar, al tenerse el precedente de su erradicación, hace ya más de 60 años.

Esta preocupación la emitió el ex titular de la cartera de Salud, durante una entrevista en el programa Por Tu Salud, que se transmite por El Carabobeño Radio, de lunes a viernes de 11:30 a 12:30pm, en ocasión del Día Mundial de la malaria. Patología sobre la cual informó el doctor Orihuela que los casos se han venido incrementando de forma paulatina desde el año 2015, superando a Haití.

Detalló el especialista, que los casos se han venido duplicando de manera tan vertiginosa que nuestro país tiene el récord mundial de incremento: en 2016, de 200 mil afectados se pasó a 400 mil en el 2017; ahora en el primer trimestre de este 2018 ya se estima en 600 mil.

Aumento que para Rafael Orihuela no se justifica, cuando por los años 1945 -en un período de 17 años- se logró la reducción de los casos de un millón a 4 mil, gracias a las labores del ex ministro Gabaldon.

Pero, ahora esta línea de reducción se invirtió. Ha sido muy difícil el control de la expansión de la enfermedad, además porque la sintomatología no es posible identificar en los primeros días, indicó el doctor Orihuela.

“La experiencia se ha perdido, la planificación epidemiológica también, lo cual le preocupa, pero que no logra entender, cuando es una enfermedad fácilmente controlable con medidas de saneamiento ambiental y medicamentos”, alentó Orihuela.

Desde hace 10 años, señaló el ex titular de salud vienen denunciando los incrementos desmedidos de la malaria. “Imperdonable estos incrementos, cuando se trata de una enfermedad fácilmente controlable”, dijo Orihuela.

Criticó también el subregistro, más cuando la OMS y la OPS han develado que las cifras oficiales distan mucho de la realidad. Mientras el gobierno señaló que se habían producido 45 mil casos y una muerte en 2016, la OMS estimó que, en realidad, el número de contagios ascendió al menos a 300 mil y el de decesos a 280.

Recapituló que la malaria es una enfermedad febril, que además se caracteriza por temblor continuo, escalofríos y dolores de cabeza. Las personas requieren hospitalización en caso de agravarse por cinco días, pero luego son atendidas de manera ambulatoria.

Lo grave de esta epidemia, es que las personas si no son controladas pueden derivar en complicaciones renales, cardiacas y de afectación de otros órganos, peor aun cuando se trata de niños. Por lo que invitó al gobierno a rescatar las políticas de saneamiento y de control del vector transmisor.

Sobre una posible vacuna, ventiló Orihuela que no existe, como lo había anunciado el ministro de Salud Luis López, lo cual consideró algo irresponsable; solo que hay dos formulaciones que están en etapa experimental, mientras tanto la mejor forma de combatirla es con medidas de saneamiento ambiental y del control farmacológico de las personas.

Más detalles de la entrevista completa por nuestra página www.el-carabobeno.com  o por nuestro canal youtube, en el programa conducido por Ana Isabel Laguna.-




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.