La doctora Maricruz González, junto con los otros miembros de la Soec, Luis Blanco, María Silvia Cose y Javier Flores, en la I muestra del 2018 sobre la flor nacional, en el C.C. Omnicentro (Foto Cortesía)

Un espectáculo sinigual brindó la muestra de orquídeas nacionales e internacionales que se instaló este sábado, en el centro comercial Omnicentro, de Naguanagua, para celebrar el Día de las Madres y también en ocasión del mes de la flor nacional, que precisamente es la orquídea, como una manera de devolverle su valor como una de las representaciones simbólicas del país.

Se exhibieron cerca de 50 especies de esta flor, como la “catleya mossiae que es la venezolana como otras de otras naciones como la brasilera; también las propias del área de Naguanagua, de acuerdo a la información de la presidente de la Sociedad de Orquideología del estado Carabobo, la doctora Maricruz González, quien mostró su preocupación de que como esta planta hay ocasiones que nacen “pegada” a otra planta, por lo general las personas tienden a “arrancarla” para tomar la flor, dañándolas y hasta matándolas.

El C. C. Omnicentro, de El Carabobeño, sirvió de escenario para la primera muestra de orquídeas de la Sociedad de Orquideología del estado Carabobo. Gesto que la doctora Maricruz González agradeció, “por el  ‘si’ que dio esta empresa a esta loable iniciativa por el cuidado de la naturaleza” (Foto Cortesía Soec)

Esta acción es contraproducente, refirió Maricruz González. Se puede llegar a la extinción de esta planta, porque cuando las personas arrancan la flor o la planta las maltratan, y están dejando de que se evite que la flor al abrirse riegue sus semillas, que es lo que hace que ellas se vuelvan a reproducir.

La presidente de la SOEC invitó a la comunidad a cuidar las que se “pegan” o nacen plegadas a otros árboles, porque hay un mito de que éstas son como “parásitos” del árbol. Y no es así. “Son epífitas, no dañan al árbol, viven en él, pero no lo dañan. Pero, resulta que hay personas inescrupulosas que tienen la costumbre de arrancarlas, y no solo la flor sino la planta, y luego botan la flor como si nada, cuando éstas tienen vida”.

Lo peligroso y cruel de estas prácticas, es que pudiera conllevar a la extinción de la especie.

Por ello, esta sociedad siempre realiza cursos con fines educativos para el conocimiento de las orquídeas, además de cómo cultivarlas, en la Unidad de postgrado de la UC, ubicada en Mañongo. Invitó a quienes quieren capacitarse a inscribirse, “y quererlas como nosotros las queremos”, agregó.

No todas son iguales, precisó Maricruz González, por cierto una médico terapista del lenguaje prestada a la orquideología. “Jamás pensé que sería miembro de una sociedad de orquideología, mucho menos menos que sería presidenta de la misma, sabía que tenía dentro de mí el amor y la mano para las plantas”.

Y precisó que hay orquídeas de sol, otras de sombras; de multicolores y con características peculiares, que invitan a contemplar la diversidad que nos brinda la naturaleza.

Para quienes están interesados a incursionar en este maravilloso y encantador mundo de las orquídeas, la doctora Maricruz González ofreció el siguiente número 04141811522

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.