Poca afluencia de electores, máquinas que presentaban fallas a la hora del encendido, en algunos centros problemas con la electricidad y, en ocasiones denuncias relativas de que miembros oficialistas sugerían cómo votar, fue el panorama con que se instalaron los centros de votación en el municipio Los Guayos, en donde la mayoría abrieron a partir de las seis de la mañana.

Otro denominador común: La colocación de puntos rojos, ubicados en menos de 100 metros de los colegios, violando lo establecido de 200 metros.

En el Liceo Bolivariano y Liceo Nacional Común Andrés Bello, donde funcionan dos centros hubo cierto contratiempo en la mesa 1, por problemas de electricidad. Aquí, la coordinadora del centro Migdely Figueredo aseguró que la afluencia era normal y fluía con rápidez. Aunque Mary Bolívar, supervisora del movimiento de Avanzada Progresista por Falcón denunció que en este colegio la presidente de la mesa 1 se paraba a decirle a los electores como tenía que votar.

De dos mil 430 electores inscritos en esta unidad, para las 8 de la mañana apenas habían votado unos 200. Pero, como contratiempo la Escuela Básica Las Agüitas el sufragio comenzó a las 8 de la mañana al presentar interrupciones de electricidad.

En la Escuela Básica Alicia Guevara de Cáceres, también abrieron temprano, pero la abstención era evidente. Los electores se presentaban de manera disgregada y salían rapidamente.

“Es fácil y sencillo. Vengo a votar por un cambio”, dijo María Monasterio.

En la Unidad Educativa Vicente Emparán, las colas eran ínfimas. Aquí la votación era tan baja, que un ciudadano llegó a decir que aparecía firmando solo en el cuaderno de votación.

En el Liceo Nacional Andrés Bello, con una población total de 2 mil electores y medio, aunque las mesas abrieron a la hora prevista, a las seis de la tarde, también hubo problemas en algunas máquinas que se “trancaban”. Los miembros de mesa manifestaban que la gente tiende a presionar muy fuerte las máquinas y ello las “tranca”.

Igual panorama de desolación se observó en la Unidad Educativa María Monasterio, donde prevalecían personas de la edad y discapacitados, generalmente acompañados de algún familiar.

En este municipio, se observaron comercios que abrieron sus puertas; farmacias y otros locales comerciales. Gente que caminaba como un domingo normal, no había ambiente de otros tiempos electorales. Como un cualquier domingo, sin esa algarabía que presentaban otras jornadas comiciales. La convocatoria electoral más enrevesada que se haya registrado en el país.

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.