La Organización Panamericana de la Salud (OPS) urgió esta semana a Venezuela a frenar el avance del sarampión y la difteria y disminuir la mortalidad por malaria, así como abordar la actual “fragmentación y segmentación” de los servicios de salud.

Venezuela debe “elaborar y ejecutar urgentemente un plan de acción para detener la transmisión del sarampión y la difteria”, “reducir la morbilidad y la mortalidad debida a la malaria” y “acelerar los esfuerzos para mejorar la integración de los servicios de salud (…) a fin de abordar la fragmentación y segmentación actuales”, dijo la OPS.

Estas recomendaciones están incluidas en un informe sobre Venezuela y países vecinos presentado durante la 162º sesión del comité ejecutivo del organismo, que finalizó este viernes en Washington.

El reporte señala que Venezuela, con más de 30 millones de habitantes, enfrenta una situación sociopolítica y económica que ha afectado “negativamente” los indicadores sociales y de salud, con impacto en la región la región.

Más de  un millón 600 mil venezolanos migraron en 2017 a otros países “lo que ha causado preocupaciones de salud pública”, destacó la OPS, al mencionar especialmente a Colombia, Brasil, Ecuador, Guyana, Perú y Trinidad y Tobago.

En Venezuela, además de brotes de difteria, sarampión y malaria que se han extendido “con rapidez”, la OPS indica su preocupación por las infecciones por VIH y tuberculosis, el aumento de la mortalidad materna y de niños menores de un año, y las dificultades de acceso a los medicamentos y de atención de personas con enfermedades crónicas potencialmente mortales.

Y aunque reconoce los esfuerzos de Venezuela para mejorar el acceso a los servicios de salud, refuerza la disminución de su capacidad de respuesta en emergencias y brotes de enfermedades, y en prevención y reducción del impacto de las enfermedades transmisibles.

“Se requiere tomar medidas inmediatas para abordar las necesidades a corto plazo, reducir el impacto de la migración del personal de salud y racionalizar los recursos existentes a la vez que se movilizan recursos adicionales”, señaló la OPS.

Durante una visita a Caracas la semana pasada, la directora de la organización, Carissa Etienne, expresó su inquietud por los brotes crecientes de sarampión y difteria, que según la OPS dejan 75 muertes desde mediados de 2017.

ad/ja




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.