Rafael Nadal volvió a mostrarse sólido en su juego para avanzar a la siguiente ronda en el césped londinense./Foto: AFP

El tenista español Rafael Nadal se aseguró este sábado seguir con el número uno del mundo más allá de Wimbledon al batir al australiano Alex de Miñaur en sets corridos.

Nadal ganó 6-1, 6-2 y 6-4 en la Cancha Central a Alex de Miñaur, un prometedor tenista de 19 años, 80º del mundo, hijo de uruguayo y española que eligió jugar con Australia, adonde sus padres emigraron.

El mallorquín, dos veces campeón en el All England Club, opta a un tercer triunfo que significaría además un tercer doblete Wimbledon-Roland Garros, algo que sólo había conseguido el sueco Bjorn Borg.

La corona en Wimbledon le daría su 18º título del Grand Slam y le acercaría un poco más a los 20 del suizo Roger Federer.

De los 79 títulos conquistados por el mallorquín, solo 4 fueron en hierba, la superficie que exige más flexiones a la rodilla, donde sufrió una grave lesión que le tuvo meses ausente de las canchas en 2012.

Desde entonces, contando la de ahora, es solo la tercera vez que Nadal alcanza la ronda de octavos. En el recuerdo queda la final de 2011, perdida ante Novak Djokovic.

Del Potro tuvo que batallar

Por su parte, el argentino Juan Martín del Potro se deshizo del francés Benoit Paire y estará en octavos de final del torneo londinense del Grand Slam sin haber perdido un solo set en sus tres partidos.

Del Potro consiguió su clasificación a octavos al francés Benoit Paire por 6-4, 7-6 (7/4) y 6-3 en un partido accidentado.

El argentino, quinto cabeza de serie, se medirá en esa instancia al francés Gilles Simon, con un recorrido potencialmente tranquilo hasta unas semifinales con el español Rafael Nadal, si el ránking impusiera su lógica.

Con su victoria de este sábado, Del Potro superó a David Nalbandián como el argentino que más veces ha conseguido alcanzar los octavos de final, en cuatro ocasiones.

Además, desempató también con Nalbandián y ostenta en solitario el récord de victorias de un argentino en el torneo del All England Club, 20.

Paire, nº47 del mundo, había batido a Del Potro en su único encuentro hasta la fecha, en la tierra batida de Roma en 2013.

Del Potro se llevó una primera manga (6-4) más reñida de lo que indica el marcador, y en la que ambos sufrían para conservar un servicio que en Wimbledon es un salvoconducto.

A partir del segundo set, Paire empezó a dejar muestras de su carácter volcánico, seguramente porque su buen juego se vio frenado por un dolor en la rodilla y por ceder la manga en el juego de desempate.

Si en 2015 dijo que Wimbledon era “un asco” y le dio una patada a una silla en un partido, este sábado protagonizó soliloquios en voz (muy) alta, se enfadó consigo mismo, con el árbitro y con el mundo.

El francés acabó hartando incluso a Del Potro, conocido por su buen carácter, que acabó dando a entender con gestos que ya estaba bien.

Tras el partido, el argentino le restó importancia a lo ocurrido: “Lo conocía y sabía como es su manera de jugar, y de manejarse en la cancha”, aseguró.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.