Apoyo irrestricto e irrevocable a la rectora de la Universidad de Carabobo, Jessy Divo pronunció el cuerpo directivo de la esta casa de estudio ante la campaña de descrédito contra su figura que ha emprendido el gobernador Rafael Lacava, y los amedrentamientos que los cuerpos de seguridad estadales y nacionales han realizado contra estas instalaciones.

El pronunciamiento, fue realizado este jueves en el salón de sesiones de la Universidad de Carabobo, donde miembros del cuerpo directivo y de la comunidad universitaria, manifestaron en pleno su apoyo y respaldo a la rectora Jessy Divo de Romero y al resto de sus autoridades.

La doctora Arelys Farías, consultora jurídica de la UC, leyó el comunicado suscrito por coordinadores generales, sectoriales y directores de la máxima casa de estudios carabobeña.

Cese de los ataques

El comunicado recoge las inquietudes de la comunidad universitaria, en cuanto al respeto de los derechos humanos, tanto en la misma comunidad universitaria, como de la sociedad en general, por lo que argumentan que no pueden “permanecer inertes ante el ataque que se viene materializando a quienes hoy la conducen con compromiso y responsabilidad”.

Leyó la consultora jurídica que esta universidad centenaria a lo largo de la historia ha demostrado estar siempre en consonancia con su misión de generar, desarrollar y difundir conocimientos innovadores, competitivos y socialmente pertinentes.

Pero, a pesar de las grandes dificultades que embargan a esta casa de estudio, las autoridades rectorales y decanales, encabezadas por la profesora Jessy Divo, refirió Farias, han realizado un gran esfuerzo por mantener abierta sus puertas;”para continuar formando a los jóvenes profesionales del futuro, y seguir brindando oportunidad de trabajo para los carabobeños”.

El comunicado también hace referencia a las graves e irreparables pérdidas materiales sufridas por nuestra alma máter producto de la situación de inseguridad, aunado a la asfixiante crisis presupuestaria, que la ha colocado en situación de franco deterioro.

Recuerdan que han sido múltiples los llamados efectuados a las autoridades locales, regionales y nacionales, responsables de la indispensable seguridad pública, de la que como venezolanos se debe gozar como un derecho constitucional; sin embargo, aseguran haber obtenido como respuesta el silencio, que se hace voz para ofender e injuriar a las autoridades.

“El gobernador Rafael Lacava, ante la legítima solicitud por una mayor seguridad de nuestras instalaciones, responde vilipendiando la honorabilidad de la ciudadana Rectora, complementando su pretendida estrategia destructiva hacia nuestra universidad, con el argumento peregrino de acusar a la profesora Jessy de participar, junto a un grupo de militares y civiles, en una conspiración para derrocar al gobierno”, dijo.

Alzan la voz

“Ante los insultos y las falsas acusaciones para intentar inculpar a nuestra Rectora de falaces conspiraciones contra el gobierno, alzamos la voz, para manifestar nuestro desacuerdo ante la agresión contra quien ha sido un baluarte de esta institución, quien todos los días defiende a la Universidad contra las desmejoras y ataques desmedidos que han querido infringirle, contra quien pelea hombro a hombro por sus estudiantes, profesores y trabajadores, siempre procurando su bienestar”.

Insisten en rechazar de manera contundente lo que consideran una campaña de persecución y desprestigio en contra de miembros integrantes de la comunidad universitaria, por lo cual responsabilizan al gobierno regional de esta serie de actos coactivos ejecutados contra la rectora Jessy Divo, porque con honda admiración, le expresaron la confianza y seguridad de que “en sus manos la universidad no se perderá”.

Participación pluralista

Quienes suscribieron el comunicado, solicitaron la participación plural de toda la comunidad local y venezolana en la solución de las controversias existentes. Creen firmemente que es solamente con la base del respeto y de manera pacífica, con diálogo y concertación ciudadana, que se pueden resolver los problemas.

“No aceptamos el amedrentamiento ni la persecución hacia las voces disidentes. Aspiramos la cooperación institucional, sin restricciones políticas. Insistimos en nuestro llamado a la paz y al respeto de los universales derechos humanos, avivando cada día más la llama de la libertad, que arde en el corazón de una sociedad que nació desde y para la democracia. Nos mantendremos de pie, en defensa de nuestra institución”, aseguraron.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.