El ministro ecuatoriano del Interior, Mauro Toscanini, defendió la decisión de solicitar pasaporte a los ciudadanos venezolanos para entrar en Ecuador donde, según sus cálculos, permanecen alrededor de 250.000, es decir la cuarta parte de los que han ingresado en la nación andina.

“Hemos sido sumamente generosos con los venezolanos. En este momento han llegado cientos de miles”, dijo Toscanini en una entrevista publicada hoy por el diario El Comercio.

Según el funcionario, “250.000 se han quedado aproximadamente, pero han llegado aproximadamente un millón. Muchos se quedan seis meses. Hay que controlarlos de alguna manera”.

“Creo que siempre el bienestar de los ecuatorianos está por arriba de todo y el bienestar de los mismos venezolanos, porque en el momento que tengamos aquí 500.000 o un millón, no solo los ecuatorianos no van a recibir ciertos servicios, sino estos mismos venezolanos que están en el país”, añadió.

El ministro dijo que “aparentemente” la decisión, que entró en vigor el sábado, de pedir pasaporte a los venezolanos “es una medida que podría ser catalogada como dura, pero va en beneficio de ellos mismos (los venezolanos)”.

Toscanini subrayó que para el Gobierno de Ecuador, la decisión es “legal” y legítima, “porque un país soberano tiene derecho a poner ciertas condiciones, en este caso, en cuanto a migración”.

El funcionario comentó que la medida se adoptó por “muchísimos factores”, entre ellos la necesidad de una identificación plena del ciudadano venezolano para tener un buen control.

“Nosotros tenemos acá cientos o miles de casos en que las cédulas son ilegibles”, indicó al considerar que con un mejor control a través de la exigencia del pasaporte se mitigarán “otra clase de delitos, como trata de blancas, mitigar también la migración indiscriminada”.

Mauro Toscanini recordó que este es un problema de movilidad humana que también tiene un carácter regional, por lo que “en algún momento tendremos que reunirnos los representantes de varios países y tomar cierto tipo de decisiones. Porque como se vislumbra la cosa, va a ir peor en Venezuela, pues se va a agravar”, opinó.

Consultado sobre la suerte del venezolano que llegue a la frontera solo con la cédula, dijo: “Simplemente no entra al país”.

“Pero entonces ya no entrarán por los pasos legales. Nuestra frontera es sumamente porosa… Mejoraremos la seguridad, tendremos que tomar cierto tipo de decisiones. Ahora mismo pueden pasar por pasos que no son legales. Siendo pragmáticos, tenemos 700 kilómetros de frontera con Colombia, pero tenemos que tomar medidas”, señaló.

Pero anotó que “el momento que pasen de manera ilegal, las autoridades de migración y Policía podrán solicitar a los venezolanos y extranjeros en general su identificación y estatus migratorio en el país”. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.