(Foto referencial)

Al menos dieciséis personas, entre ellas varios civiles, murieron hoy en los combates entre milicias que se desataron en el interior de la base aérea de Matiga, único aeropuerto que funciona en Trípoli, informó a EFE el Ministerio libio de Salud del Gobierno apoyado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Según un portavoz, otras 53 personas resultaron heridas en los enfrentamientos, que estallaron cuando un grupo de hombres trató de asaltar la prisión que se encuentra en el interior de esa instalación y que controla la milicia Fuerza Especial de Disuasión (RADA), aliada de dicho Ejecutivo.

Los choques, en los que participaron carros de combate y efectivos de caballería, obligaron al cierre temporal del aeródromo y al desvío de todos los vuelos a la vecina ciudad de Misrata.

Fuentes próximas al Gobierno apoyado por la ONU, que a duras penas controla la capital y algunas localidades de los alrededores, explicaron que los asaltantes eran miembros de la llamada Brigada 33, una milicia que dirige el señor de la guerra Bashir al Baqara.

Aseguraron que los hombres de Al Baqara, aliado también del Gobierno en Trípoli, pretendían liberar a varios sospechosos detenidos por la milicia rival RADA por sus supuestos lazos con la organización Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) y la rama libia del Estado Islámico.

“Se ha pedido a los hombres de Al Baqara que entreguen las armas y abandonen la operación”, señaló la fuente, que prefirió no ser identificada.

La misma fuente detalló que una misión del Ministerio de Justicia entró en la base para inspeccionar las condiciones de la prisión y dio su visto bueno.

Reveló que el Gobierno apoyado por la ONU ha decidido abrir una investigación sobre el asalto y ha sugerido la disolución de la milicia vinculada al Ministerio de Defensa.

La misión de Naciones Unidas para Libia (Unismil) lamentó los combates y recordó a las milicias que están obligadas a respetar los edificios institucionales y a evitar ataques a zonas donde haya civiles, cuyas seguridad debe ser salvaguardada.

“Ataques directos o indiscriminados contra la población civil están prohibidos bajo las leyes internacionales”, subrayó en su cuenta de la red social Twitter.

Testigos aseguraron a EFE que al caer la noche la situación tanto en los barrios de Bab Tajura como Suq al Jooma, escenario de los combates, estaba bajo una tensa calma.

Libia es un Estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 la comunidad internacional contribuyera militarmente a la victoria de los rebeldes sobre la dictadura de Muamar el Gadafi.

En la actualidad, dos autoridades luchan por el poder: una en Trípoli sostenida por la ONU y otra en la ciudad oriental de Tobruk bajo control del mariscal Jalifa Hafter, hombre fuerte del este del país.

Del conflicto se aprovechan bandas de contrabandistas dedicadas al tráfico de armas, combustible y personas, así como grupos yihadistas, que se han extendido por todo el territorio.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.