Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

19 de abril de 1810…ni un solo tiro

Eumenes Fuguet
Eumenes Fuguet, autor de la columna. (foto archivo).

Historia y Tradición

Esta importante fecha patria, nos señala el gran paso de la ruptura del orden colonial y la autonomía en Hispanoamérica, como una verdadera obra de arte que se venía labrando a través de los años con los movimientos emancipadores. El 19 de abril no se declaró la Independencia, ésta se efectuó a las tres de la tarde del cinco de julio de 1811, semilla y fruto y que buena la cosecha.

El 19 de abril, fue un movimiento originado por el espíritu separatista de los blancos criollos, aprovechando que en mayo de 1808, Napoleón Bonaparte había invadido España, colocando en el poder a su hermano José, con el título de José I, conocido como “Pepe Botella”. El rey español Carlos IV abdicó el 19 de marzo a favor de su hijo Fernando VII, quien salió desterrado hacia Valencey- Francia; sus seguidores en España formaron Juntas de apoyo denominadas Supremas. En Caracas los jóvenes se reunían en sociedades secretas, hermanados en los postulados franceses. El suceso no fue contra los españoles, como se ha hecho creer, fue contra la invasión francesa; se utilizó como una fachada para dar los próximos pasos emancipadores propiciados por Miranda y su Sociedad Patriótica. Entre los jóvenes que realizaban estas reuniones podemos mencionar, a los Bolívar, los Salías, los Ribas, los Ayala, los Montilla, los Ibarra, los Palacios, los Ustáriz y los Tovar entre otros.

Las noticias que llegaban de la península a comienzos del año 1810, eran cada vez más alarmantes. Los jóvenes involucrados realizaron la última reunión de coordinación en horas de la madrugada del 19 en la residencia del médico barquisimetano José Ángel Álamo. José de las Llamosas, español, vicepresidente del Ayuntamiento caraqueño, convocó una reunión con carácter de urgencia a partir de las 7 de la mañana del 19.

Simón Bolívar y su hermano Juan, no participaron en esta actividad por encontrarse confinados en la hacienda en los valles del Tuy. El Capitán General de Venezuela, Vicente de Emparan y Orbe, al percatarse en el Cabildo de la crítica situación planteada, prefirió diferir la reunión, esperar nuevas noticias, trasladándose a la Catedral para asistir a los oficios religiosos de ese jueves Santo. Al ingresar fue conminado en el bautisterio por el caraqueño Francisco Salías, hermano de Vicente, autor de la letra de nuestro glorioso Himno Nacional, para que regresara al Cabildo.

Como se trataba de la formación de una Junta Suprema Conservadora de los Derechos del rey Fernando VII, Emparan exigió esa presidencia, es cuando Juan Germán Róscio, el ideólogo de la emancipación, le ordena al joven sacerdote José Félix Blanco, que apresuradamente buscara al sacerdote chileno José Cortes de Madariaga en la iglesia de la Merced, quien en ese momento confesaba a una señora, al recibir el llamado del prelado Blanco, Cortés le dijo a la penitente:”Hija mía sus pecados pueden esperar, la patria no”, al ingresar al Ayuntamiento, se autoproclama Diputado por el Pueblo y por el Clero, exigiéndole la renuncia a Emparan; éste desde el balcón, al consultar con el pueblo que se encontraba en la Plaza Mayor, hoy Plaza Bolívar, si querían que los siguiese gobernando, un NO señalado por la mano del sacerdote Madariaga, verdadero protagonista de ese memorable día, seguido desde abajo por el médico yaracuyano Rafael Villarreal, motivó a que todos los presentes repitieran a coro “No lo queremos”;

A Emparan no le quedó otra alternativa que renunciar y entregar el Bastón de mando a Llamosas; seria apresado con su equipo de gobierno, desterrados a Filadelfia. En Caracas se formó la Junta Suprema Conservadora de los Derechos de Fernando VII, seguida por Barcelona, Barinas, Cumaná, Margarita, Trujillo y Mérida. Se crearon cuatro despachos: Marina y Guerra, Relaciones Exteriores, Gracia y Justicia y Hacienda, se convocó a elecciones, se prohibió el tráfico de esclavos y ordenó la protección a los indios, creó la Academia Militar, designó comisiones al exterior.

Fue el primer gobierno de los criollos, Bolívar dijo el 19 de abril de 1820 en San Cristóbal: “El 19 de abril de 1810 nació Colombia”.

[email protected]

Únete a nuestros canales en Telegram y Whatsapp. También puedes hacer de El Carabobeño tu fuente en Google Noticias.

19 de abril de 1810…ni un solo tiro

Eumenes Fuguet
Eumenes Fuguet, autor de la columna. (foto archivo).

Activa las notificaciones Lo pensaré