COMPARTE


400 trabajadores de las sedes de Clorox quedaron sin empleo. (Foto Arturo Rodríguez)

Las más de 60 zonas industriales que existen en el país viven un panorama repetitivo. Sus empresas han ido cerrando de forma paulatina. El resultado ha sido la escandalosa cifra de 200 mil empleos perdidos durante el último año. Existe un paro nacional convocado por el Presidente al crear todas las condiciones para que el sector privado esté en picada. Así lo ha constatado el Frente Autónomo de Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato (Fadess).

Froilan Barrios, dirigente principal de esa organización, exige al Ejecutivo nacional la reactivación del aparato productivo como una tarea que debe encabezar la agenda gubernamental. Pero no ha sido así. El Gobierno debe dedicar divisas para reinvertirlas en el país y que no se pierdan tantos recursos en creación de institutos paralelos como los bancos comunales cuando son las alcaldías y las gobernaciones las que deben manejar los recursos de las regiones.

Los trabajadores han sufrido la peor parte de esta acelerada crisis económica. El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) ha sido optimista. Según sus datos, en Venezuela se han creado 4,5 millones de empleos durante los últimos 15 años, lo cual indica que la tasa de desocupación bajó ocho puntos porcentuales, al pasar de 14,7% en julio de 1999 a 6,7% en julio de 2014. Barrios aseguró que estos números representan al comercio informal. “Pero una persona que en un semáforo vende flores, aunque esté ocupada no goza de beneficios laborales, no tiene protección social ni derechos de la Ley del Trabajo”. En el país, más de cinco millones de venezolanos en esta condición.

El empleo formal lo conforman siete millones de personas, de los que dos millones 500 mil pertenecen al sector público y cuatro millones 500 mil al privado. Todo indica que este último sigue siendo la mayor fuente de trabajo. Aún así, está en picada. “El Gobierno persigue todo tipo de actividad privada y termina ahogando el empleo de miles de trabajadores en el país”. A esto se le suma un millón de venezolanos que han optado por irse al exterior en una fuga de talentos sin precedentes.

La propuesta de Fadess es el rescate del poder adquisitivo a través de la creación de una política anti inflacionaria; romper con la economía de puertos que ha venido impulsando, ya que el Ejecutivo ha preferido orientar su inversión a la importación que genera empleos en otros países; y establecer un diálogo entre trabajadores, empresarios y Gobierno. (DB)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.