COMPARTE

Dayrí Blanco

La mercancía se agotó, no hay nada para vender. Poner el
candado en sus santamarías de forma definitiva ha sido la opción en tres mil
700 comercios de Valencia
durante lo que va de año. La crisis económica los
empujó a cerrar sus puertas al no contar con las divisas necesarias para la
importación
que les permita reponer sus inventarios.

Se trata del 20% de los 18 mil 500 establecimientos
instalados en la ciudad que han recibido apenas 5% de los dólares aprobados
para el sector durante los últimos 12 meses, alertó el presidente de la Cámara
de Comercio de Valencia, Guillermo Manosalva.

Los negocios dedicados a la venta de rubros automotrices y
agroalimentarios han sido los más afectados. Esto ha provocado una escasez que
supera el 95% no solo por falta de productos que provienen del exterior, sino
por la caída del aparato productivo nacional. Las fábricas de cauchos están al
20% de su capacidad
, las ensambladoras en poco más del 10%, y la manufactura de
baterías es casi nula.

En materia agroalimentaria la crisis se ha intensificado.
Más del 60% de los productos de la cesta básica no se consiguen, las empresas
del Estado están a menos del 30% de su capacidad y las importaciones de materia
prima para el sector privado se han reducido este año a más de la mitad. Ya en
2014 el déficit de llegada de mercancía era notable.

Otros comercios severamente afectados en Valencia son los
dedicados al ramo de la construcción
. Manosalva detalló que las cementeras del
país trabajan al 30%, lo que se traduce en que las concreteras no tienen
cemento y la comercialización ha desaparecido porque lo poco que se produce se
destina a la Gran Misión Vivienda Venezuela. Lo mismo está ocurriendo en
Sidetur. La manufactura de cabillas no llega al 25% de su capacidad total. El
resultado es que las ferreterías están sin inventario. La afectación en Valencia, donde hay 150 ferreterías, es de una escasez de 95%.

Desde la Cámara de Comercio se apuesta al diálogo que
propuso el presidente de Fedecámaras, Francisco Martínez, al Gobierno nacional.
Para ello se están preparando una serie de propuestas orientadas a la reactivación
del aparato productivo nacional como el mejoramiento de los trámites de
exportación y la unificación cambiara. Manosalva rechazó los señalamientos de
acaparamiento “No se puede esconder lo que no hay”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.