El delegado del gobierno de Serbia para Kosovo, Marko Djuric, gesticula desde el interior del vehículo militar que le trasladaba tras su detención en Mitrovica. EFE

32 personas resultaron heridas el lunes en Mitrovica durante una operación policial para detener al jefe de la oficina gubernamental de Serbia para Kosovo, Marko Djuric, informaron hoy fuentes médicas del centro clínico de esa ciudad del norte koovar.

Entre los heridos está el ministro kosovar de Agricultura, Nenad Rikalo, un representante de la minoría serbia en el Gobierno de Kosovo, confirmó el director del hospital, Milan Ivanovic, a la agencia de noticias serbia Tanjug.

El ministro se encuentra en cuidados intensivos y su estado es estable, dijo Ivanovic y precisó que Rikalo sufrió heridas en el abdomen y ha sido examinado y observado durante la noche.

Los más de treinta heridos atendidos en el hospital presentaron problemas oftalmológicos, así como contusiones en las extremidades, tórax, abdomen y cabeza. Esas lesiones fueron causadas por gas pimienta, golpes de cañones y culatas de fusiles, indicó el médico.

“Entre los heridos hay funcionarios de las instituciones kosovares, presidentes de municipios, el ministro de Agricultura. Es evidente que se usó la fuerza brutal contra personas que tienen plena legitimidad y legalidad”, añadió.

Marko Djuric fue detenido en Mitrovica, donde se concentra la minoría serbia, cuando participaba en un debate sobre el problema kosovar.

Djuric, quien es también el principal negociador técnico del equipo serbio en el diálogo abierto entre Belgrado y Pristina bajo la mediación de la Unión Europea (UE), fue deportado horas después a Serbia.

Las autoridades kosovares alegaron que el detenido había entrado en territorio kosovar sin la autorización de Pristina, ya que no la había tramitado en el plazo previsto, aunque Belgrado aseguró que eso es una mentira y que la visita fue anunciada en varias ocasiones conforme a los acuerdos existentes.

Belgrado calificó de brutal provocación la detención de Djuric, y señaló que llegada de unidades armadas a ese lugar es una violación del acuerdo de normalización entre Serbia y Kosovo logrado con mediación de la UE y una amenaza directa a la paz y estabilidad.

Lo ocurrido ayer en Mitrovica ha llevado a un aumento de las tensiones entre Belgrado y Pristina.

Kosovo, antigua provincia serbia poblada por una gran mayoría de albaneses étnicos, proclamó en 2008 de forma unilateral su independencia de Serbia, que no la reconoce.

Ambas partes mantienen un difícil diálogo para normalizar sus relaciones, bajo mediación de la UE.

Los progresos en ese proceso son una condición clave para el acercamiento de Serbia y Kosovo al club comunitario.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.