Largas esperas de pacientes con cáncer en el oncológica de Naguanagua. (Foto Referencial)
COMPARTE

Es una lotería cara. Ocho mil bolívares gasta cada viernes en el boleto de entrada María Miguelina Miranda. El pago es solo para el transporte. Llega antes de las 6:00 a.m. al Hospital Oncológico Doctor Pérez Carreño de Naguanagua y pasa la mañana ahí esperando ser seleccionada para ingresar al quirófano la próxima semana. Ya cuenta nueve meses repitiendo la misma rutina. No ha tenido suerte y el cáncer sigue haciendo lo suyo.

Siete personas lo logran, son las ganadoras

Son más de 350 los pacientes que se someten cada viernes a la larga jornada de estudio de casos. Siete personas lo logran, son las ganadoras: Salen del sitio con la orden de exámenes de laboratorio que deben practicarse en un centro privado, porque en el oncológico no hay reactivos desde junio, para ser operados el jueves siguiente. Pero el plan no siempre se cumple. “Al final solo dos entran a quirófano”.

Miranda va desde Guacara al hospital con su hija todas las semanas. Tiene 78 años y una herida abierta en su pecho para la que no le han aplicado ningún tipo de tratamiento. Su operación debe ser de emergencia, “pero solo me dicen que no hay insumos o que el quirófano no está funcionado”. Tampoco ha iniciado quimioterapias porque no hay medicamentos.

A Norvelia Díaz el número de su boleto le salió en diciembre. Ya tenía cinco meses de haber terminado su tratamiento de quimioterapia, cuyo efecto químico permanece en el cuerpo tres meses en promedio, y el temor por la reaparición de la enfermedad, sin habérsele extraído el tumor,  era otra lotería que debía enfrentar. El jueves 15 fue llevada a quirófano, pero salió a los pocos minutos sin haber sido operada. “Se fue la luz y se suspendieron todas las cirugías”. A eso se sumó el periodo vacacional del personal y hasta ahora no tiene fecha pautada nuevamente, según relató su hija Ángela Guerrero.

A ellas les ha tocado viajar todos los viernes desde Tinaquillo (43 kilómetros) hasta Naguanagua. Tratan de no gastar en comida. “Nos traemos desayuno y almuerzo”. Pero lo que no han podido evitar es pagar por los exámenes que con frecuencia debe hacerse. En eso han gastado más de 400 mil bolívares.

dayri

A Gladys Díaz también se le ve todas las semanas en el oncológico. Ella luce desesperada y no hace reparos en admitirlo “tengo miedo. No sé qué hacer”, expresó llorando. Siempre tiene en su cartera una carpeta llena de papeles para soportar que hace 10 años pudo superar sin problemas el cáncer en su seno derecho. Pero ya tiene un año con el mismo diagnóstico en la otra mama y solo le han mandado un tratamiento que cuesta en Colombia más de cinco millones de bolívares que no tiene. En Venezuela son medicamentos inexistentes desde finales de 2015.

Los pacientes, quienes decidieron protestar en las puertas del hospital la mañana del viernes, no se quejan de los médicos. “Ellos hacen todo lo que pueden”. El problema es la falta de dotación de insumos, medicamentos, reactivos y acondicionamiento de los quirófanos para que la atención sea la que necesitan. Isidora Morillo hizo un llamado directo al gobernador Francisco Ameliach y a la presidenta del Consejo Legislativo de Carabobo, Flor García. “Dejen la política a un lado y ocúpense de su pueblo, el que votó por ustedes y que se está muriendo”.

La única consigna que gritaban los enfermos lo decía todo “queremos vivir” repetían en un intento por acabar con la lotería de los viernes que solo le da concesiones a la enfermedad para que avance.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.