(Foto Referencial)
COMPARTE

El mes de febrero cerró con 405 ingresos a la morgue de Bello Monte, 45 menos que en 2016, cuando contabilizaron 450.

Este fin de semana largo por el asueto de Carnaval fueron llevados 78 cadáveres a esa dependencia: Registraron 16 el sábado, 20 el domingo, 24 el lunes, 15 el martes y solamente 3 este miércoles. Se supo que varios cuerpos permanecían ayer en la mañana en centros asistenciales, como el del menor José Miguel Toro, fallecido en el hospital del Llanito.

Uno de los fallecidos fue Adrián Piñango (17), apuñalado en el cuello cuando jugaba Carnaval con agua en su comunidad, en el barrio La Alcabala, de Petare.

Adrián Piñango fue asesinado cuando jugaba carnaval en Petare (Foto Cortesía)

El lunes a las 4:30 de la tarde Piñango estaba con un grupo de amigos, pero a alguien se le ocurrió utilizar pintura, para embadurnar a sus contrarios, lo que generó molestia. Los indignados persiguieron al grupo de Adrián, quienes salieron corriendo, pero él se quedó rezagado, le dieron alcance y lo acuchillaron en el cuello. Murió en el sitio.

 

DESCONTENTO POR INTERVENCIÓN MILITAR

Funcionarios de la morgue de Bello Monte han dejado conocer su descontento ante la designación de militares en cargos de responsabilidad y que pretenden establecer un régimen castrense en esa institución integrada por civiles.

Extraoficialmente dejaron saber que presuntamente son maltratados verbalmente por los funcionarios castrenses. El lunes de Carnaval no le permitieron el acceso al radiólogo que llegó 10 minutos tarde a su guardia y el profesional tuvo que retirarse.

Ese día el patólogo que hizo las autopsias no contó con el servicio de radiología, que entre otras funciones consiste en hacerles placas a los cadáveres para ubicar los proyectiles, en una ciudad donde la mayoría de las muertes ocurre por armas de fuego.

Uno de esos jefes militares supuestamente también obstaculiza el trabajo de los funerarios, impidiéndoles el paso a la oficina del Registro Civil, donde tienen que retirar sellos y firmas para el permiso sanitario cuando el cuerpo debe ser trasladado fuera de Caracas. Los empleados funerarios también sirven de testigos a los familiares para retirar sus difuntos.

Trascendió que hacen una importante inversión en cámaras de seguridad, mientras persisten los malos olores que además de afectar a los visitantes, también atraen a los zamuros.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.