Foto referencial
COMPARTE

Con más de 45.000 hectáreas devoradas por las llamas, la región de O’Higgins, centro de Chile, despertó este sábado con dos de sus provincias bajo “estado de catástrofe”, en medio de un combate nacional a los incendios forestales más destructivos en décadas.

Mientras comienzan a llegar recursos adicionales para las brigadas de emergencias dispuestas en la zona, unas 200 personas fueron evacuadas, en su mayoría por precaución, y unas 20 casas están afectadas en las provincias de Cardenal Caro y Colchagua (O’Higgins), según informó la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi).

La situación dramática de ambas provincias obligó el viernes a la presidenta Michelle Bachelet a decretar el estado de catástrofe para el área.

“Son unas 45.000 hectáreas de incendios activos, sin embargo no hay gran cantidad de damnificados en términos de vivienda, pero si en términos económicos”, porque la devastación de los recursos agrícolas en la zona es total, dijo a la AFP Josefina López, funcionaria de Onemi O’Higgins.

El Comité de Emergencia (COE) analizará está mañana la estrategia a seguir “adicionando recursos del gobierno nacional para combatir los incendios más destructivos en años”, acotó la funcionaria.

Para las comunas de Cauquenes y Vichuquen en la región del Maule rige el mismo decreto, que suma a los militares a la lucha contra los siniestros.

Asimismo, la Corporación Nacional Forestal (Conaf) resolvió el viernes solicitar ayuda internacional para combatir las llamas.

El gobierno también decretó “emergencia agrícola” en las comunas y provincias declaradas en estado de catástrofe, por lo que ampliará los recursos designados para medir y paliar los daños económicos sufridos principalmente por los pequeños y medianos productores de la zona.

La industria turística también sufre los incendios ya que dentro de las zonas más afectadas se encuentra Pichilemu, destacada por sus playas que cada año atraen a amantes del surf de todo el mundo.

Para combatir estos incendios Onemi “ha dispuesto en total helicópteros, camiones aljibe, piscinas de 20 mil litros para cargar los helicópteros y motobombas”, informó el organismo en su primer reporte de este sábado.

La ola de calor que afecta a toda la región central de Chile, incluido Santiago, sumada a la sequía que soporta la zona hace varios años, facilita la propagación de las llamas entre quebradas y cerros. Las imágenes dantescas son reproducidas por medios locales.

En todo el país hay más de 100.000 hectáreas arrasadas por los incendios. La región de Valparaíso, con su principal comuna bajo “estado de excepción por catástrofe”, es otra de las zonas más castigadas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.