Foto Archivo
COMPARTE

La historia de la Fórmula 1 registra gran cantidad de hechos realmente interesantes y de innumerables tragedias, sobre todo en las primeras décadas de la categoría. La carrera del austríaco Jochen Rindt en el nivel más alto del automovilismo es una que por su brevedad, se cuenta iniciando por el final.

El 5 de septiembre de 1970 se disputaban los entrenamientos previos al Gran Premio de Italia en el Autodromo Nazionale di Monza. Jochen Rindt se disponía a encarar la famosa curva parabólica de la parte final del circuito cuando perdió el control de su vehículo e impactó contra las barreras de protección. El piloto se fracturó ambas piernas y sufrió heridas en su pecho que le quitaron la vida rápidamente.

El Gran Premio de Italia de aquel año era la décima carrera de la temporada, de un total de 13. El campeonato de pilotos era liderado en ese momento por Rindt tras sus inmensas victorias en Mónaco, Holanda, Francia, Gran Bretaña y el memorable Gran Premio de Alemania, en el que superó al Ferrari del belga Jacky Ickx por apenas siete décimas de segundo. Lo que significó la última victoria de su vida.

Precisamente Ickx era perseguidor de Rindt para disputar el mundial de pilotos. Tras la muerte trágica del austríaco, a falta de cuatro carreras para finalizar el año, parecía improbable que alguno de los competidores pudiera alcanzar la cima y arrebatarle el campeonato.

Finalmente se disputaron las trece carreras que componían el calendario de la F1 y nadie pudo superar la cantidad de puntos de Rindt, siendo proclamado como el primer y hasta ahora único campeón del mundo póstumo en la historia de la categoría.

En seis años en la Fórmula 1, Rindt formó parte de los equipos Brabham, Cooper y Lotus. El austríaco se subió en 13 oportunidades al podio, logró seis triunfos y 10 poles. Su campeonato en 1970 fue el primero para un piloto austríaco en la historia de la Fórmula 1, luego se sumó Niki Lauda con su tricampeonato.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.