COMPARTE

La Provincia de Venezuela o Provincia de Caracas fue una antigua provincia perteneciente al Imperio español, creada con la finalidad de organizar mejor la administración de parte de los territorios denominados de Tierra Firme (hoy Venezuela y Colombia). Su límite occidental estaba situado en el Cabo de la Vela en la península de la Guajira (cerca de la actual frontera entre Venezuela y Colombia), mientras que por el este su superficie se extendía hasta Maracapana, cerca de la ciudad de Barcelona, capital del actual Estado Anzoátegui.

A partir de la creación de la Intendencia de Caracas en 1776, el nombre Provincia de Venezuela pasó a designar oficialmente al territorio sobre el que en 1777 se creó la Capitanía General de Venezuela. Esta nueva entidad englobó a las provincias de Venezuela, Cumaná, Guayana y Maracaibo, Mérida e islas de Trinidad y Margarita.

Los Gobernadores Alemanes en la Provincia de Venezuela

Su creación tiene origen en la fundación de Coro en 1527 por Juan de Ampíes, que figura como su primer gobernador. Poco tiempo después de la muerte de Alonso de Ojeda explorador de las costas de la actual Venezuela, el rey Carlos I emitió una real cédula el 27 de marzo de 1528, mediante la cual declaraba constituida la Provincia de Venezuela en el territorio que se encuentra entre «…el cabo de La Vela o del fin de los límites y términos de la dicha Gobernación de Santa Marta hasta Maracapana, leste oeste norte y sur de la una mar a la otra, con todas las islas que están la dicha costa, ecebtadas las que están encomendadas y tiene a su cargo el factor Juan de Ampíes».

El 28 de marzo de 1528 el rey Carlos I expidió la Capitulación de Madrid, arrendando temporalmente la Provincia de Venezuela a la familia de banqueros alemanes Welser de Augsburgo, lo que dio pasó a la creación del Klein-Venedig o Welserland (como se le conocía en Alemania en esa época), siendo los primeros europeos no latinos sino germánicos que iniciaron el proceso colonizador en América. En la capitulación se estipulaba que dichos territorios fuesen cedidos a la familia Welser para su explotación, con la condición de realizar la fundación de ciudades en el interior del territorio, repartir tierras, evangelizar a los indios y en general, ejercer el gobierno y ayudar a España a organizar los nuevos territorios.

El primer gobernador fue Ambrosius Ehinger (o Alfinger), que utilizó como base la isla de La Española, donde los Welser habían fundado dos ciudades y tres fortificaciones. Desde allí Alfinger inició su expedición en 1529, llegó a la colonia de Santa Ana de Coro el 24 de febrero, exploró la ribera del Lago de Maracaibo y fundó la ciudad del mismo nombre. Alfinger murió en 1533 asesinado por los indios. A Alfinger le sucederán como gobernadores y exploradores de sus territorios en Venezuela otros alemanes, como Nicolás Federmann, Bartholomeus Sayler, Georg von Speyer (o Jorge de Spira), Heinrich Rembolt, Philipp von Hutten y Bartholomeus Welser, quienes recorrieron la cuenca occidental del Orinoco, Los Llanos y los Andes septentrionales llegando hasta la sabana de Santa Fe de Bogotá (actual Colombia) en el caso de Federmann.

Las riquezas del fabuloso El Dorado representaban el principal interés de la familia Welser para saldar la deuda contraída por Carlos I, así como lograr encontrar el Mar del Sur (Estrecho de Magallanes), pero sus esfuerzos exploratorios no fueron exitosos en encontrar ninguna de ellas, mas si señalaron el camino para la futura conquista del territorio venezolano.

El asesinato de Philipp Von Hutten y Bartholomeus Welser en 1546 a manos de Juan de Carvajal, fundador de El Tocuyo con vecinos de Coro, marca el fin del predominio alemán en Venezuela, a pesar de que durante trece años los Welser hicieron gestiones ante las cortes de Madrid para que la corona les reintegrara sus antiguos privilegios. La concesión fue revocada definitivamente en 1546 por el desorden general mostrado por la administración de los Welser, así como por el choque de intereses entre dichos mercenarios y los conquistadores españoles que exploraban estos territorios desde distintas jurisdicciones como Santa Marta, Bogotá y El Tocuyo, entre otros.

Nuevamente bajo administración directa de la Corona española, la capital fue trasladada de Coro a El Tocuyo y posteriormente a Caracas. Durante este periodo histórico se le conoció también como Provincia de Coro. Sin embargo, Coro continuaría siendo la sede episcopal hasta el 18 de marzo de 1636.

La conquista por parte de los Españoles

La Provincia de Venezuela o de Caracas, como después también se le denominaba, pasó a constituirse en una sola entidad a partir de 1777 junto con las de Cumaná, Barinas, Mérida-Maracaibo, Guayana, Trinidad y Margarita. Se unifica de esta forma la Capitanía General de Venezuela, que años más tarde, durante el movimiento independentista, se constituye en una de las repúblicas americanas. Antes de ese año las diferentes provincias habían pertenecido en distintos períodos al Virreinato de Nueva Granada y/o a la Real Audiencia de Santo Domingo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.