COMPARTE

Ya mucho se ha hablado y escrito sobre el estrés y la ansiedad, pero eso se debe a que es uno de los problemas más comunes en nuestra vida, afectando a todo el mundo de una u otra manera.
Hoy vamos a dar algunos consejos rápidos para esas situaciones puntuales de estrés o esos momentos del día que nos cuesta afrontar, incluidos los momentos en los que estamos algo tristes o decaídos, y ya no solo nerviosos.
Son trucos que nos ayudan a cambiar el chip o relajarnos para poder seguir adelante con el resto del día y las actividades de forma más positiva y menos estresante. Son técnicas para todo el mundo, fáciles y sencillas.
1) Pon una sonrisa en el rostro o pon buena cara: Hay estudios que demuestran que igual que una buena emoción induce una cara feliz el proceso se puede producir a la inversa: si pones buena cara eso envía señales a tu cerebro para producir efectos congruentes con la misma, es una especie de reacción incompatible, así que fuérzate a hacer un par de carotas en el espejo, ríete. Pon una sonrisa (la que sea) e intenta hacerla sincera. Repitelo hasta que funcione.
2) Imagina que tus manos están calientes: Intenta inducir calor en tus manos, eso te hará sentir mejor. Cierra los ojos, imagina que tu cuerpo dirige ahí todo su calor, su sangre, ves notando como aumenta la temperatura en la zona. Este ejercicio funciona porque revierte procesos fisiológicos asociados al estrés. Cuando nos ponemos nerviosos el cuerpo dirige la sangre hacía las grandes extremidades para prepararnos en caso de tener que huir o luchar, o incluso defendernos, eso puede resultar en unas manos frías. Si calentamos las manos es una forma de decirle a nuestro sistema nervioso que puede volver a relajarse.
3) Dona dinero a alguna buena causa: A veces cuando estamos mal nos da por ir de compras o gastar dinero, si de verdad quieres sentirte mejor canalízalo, haz algo que te haga sentir bien, dedica esos dos minutos a ayudar a otra persona, navega por la red y dona dinero a alguna buena causa. Tu buena acción del día te hará sentir mejor.
4) Come, pero con cabeza: A muchos nos da por comer en momentos de ansiedad, pero luego nos sentimos peor, si tienes un bajón, procura comer algo (poquito) y si puede ser que contenga grano entero, un pasapalo medianamente sano, en ocasiones los niveles de azúcar bajan y nos sentimos mal. También lo que comamos puede ayudar a modular los neurotransmisores cerebrales. Así que come algo sano y bebe agua. Si estas cansada, un café, si estas ansiosa una infusión relajante. No vayamos a empeorar las cosas. Picotea algo de fruta, eso siempre es bueno.
5) Manos a la obra: Dedícate a tu jardín o plantas unos minutos, riégalas, disfrútalas, haz algunas tareas. Te sentirás mejor al haber hecho algo productivo. Y la jardinería es una buena técnica para combatir el malestar, respira el aroma de las flores, el olor de la tierra, la belleza del trabajo.
http://800noticias.com




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.