50 niños y adolescentes con cáncer perdieron la vida en Carabobo durante el 2017, lo que representa una mortalidad de 39,37%, comparada con los dos últimos años en el que se contabilizaron un promedio de 11% (2016) y 6% (2015), de acuerdo con un comunicado de la Fundación de Ayuda del Niño con Cáncer del estado Carabobo (Fundanica), basados en los registros de los dos centros hospitalarios de la región como la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejeras y el Hospital Angel Larralde.

Por lo que ante el inminente deterioro de la salud en el país, esta institución –con 23 años de servicio en la atención a más de mil niños y adolescentes de la región central- manifiesta su preocupación por los pacientes pediátricos con cáncer y la disminución importante de la tasa de sobrevida y exhorta a las autoridades nacionales, regionales y rectores de la salud, a la apertura de canales que permitan la entrada y distribución equitativa de los medicamentos antineoplásicos y de soporte. En el comunicado se precisa, que esta institución al año recibe unos 250 casos activos de la zona central del país, cerca del 20 por ciento de todos los cánceres pediátricos en Venezuela

Con esta situación, citan que se están vulnerando la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en su artículo 83: “la salud es un derecho fundamental, obligación del Estado, que lo garantizará como parte del derecho a la vida. El Estado promoverá y desarrollará políticas orientadas a elevar la calidad de vida, el bienestar colectivo y el acceso a los servicios. Todas las personas tienen derecho a la protección de la salud, así como el deber de participar  en su promoción y defensa, y el de cumplir con las medidas sanitarias y de saneamiento que establezca la ley, de conformidad con los tratados y convenios internacionales suscritos y ratificados por la República”.

También, la Ley Orgánica de Protección del Niño y del Adolescente (Lopna) en sus artículos 15 establece el derecho a la vida; art. 30: derecho a un nivel de vida adecuado (nutrición adecuada, vestido apropiado y vivienda digna); art. 41: derecho a la salud y a servicios de salud.

La región central representa el  20 por ciento de cáncer infantil del país (Foto cortesía)

Entre 1200 y 1500 casos de cáncer pediátrico al año en Venezuela

De los  1200 y 1500 casos de cáncer pediátrico registrados nuevos por año en Venezuela, entre 240 y 300 corresponden a la región central del país; mientras que en Carabobo, alrededor de 90 y 100 pacientes son atendidos anualmente, reporta el comunicado de Fundanica.  

Y describen como los diagnósticos frecuentes: leucemias, tumores cerebrales, linfomas, entre otros.

Las causas de los índices de mortalidad infantil, son múltiples y van desde: El abandono (cuando el paciente deja de asistir al tratamiento o consulta por carecer de medios de trasporte y lo costoso de su traslado); falta de tratamiento antineoplásico para realizar protocolo de quimioterapia a tiempo, sobre todo, en pacientes diagnosticados, lo que conlleva a que la enfermedad progrese, haga difícil su manejo, y por ende, incremente en costo.

La condición se agrava en pacientes que recaen, donde la mortalidad aumenta, debido al déficit de medicamentos para tratamiento de segunda o tercera línea, así como procedimientos novedosos para atender la patología.

Otro de los factores, de este cuadro: La espera de cupo en los servicios de cirugía o cuidados intensivos pediátricos. En la región carabobeña solo el Hospital Pediátrico Dr. Jorge Lizárraga dispone de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), lo que conlleva al progreso de la enfermedad o suministro de tratamiento adicional (cuando lo hay) sin ser necesario, para evitar complicaciones en el paciente.

Caso de fallecido por espera de transplante

En el caso de pacientes con leucemias que deben ser trasplantados de medula ósea, el comunicado refiere el caso de varios niños y adolescentes, entre ellos: Abrihangelis Torres, de 7 años, quien murió al no poder realizarse el trasplante en Venezuela, luego de permanecer un año en lista de espera por la carencia de donantes y recursos para su traslado fuera del país.

De allí que condenan la burocracia que genera la tramitación de estos trasplantes, que dejan vulnerable a más niños en el progreso de su enfermedad y fatídico desenlace.

También por el deterioro social que enfrenta nuestro país, muchos de los pequeños entran a tratamiento en condiciones de desnutrición, lo cual aumenta la posibilidad de mortalidad.

La lista de necesidades son enormes ante el deterioro del sector salud en el país: escasez de medicamentos, insumos médicos quirúrgicos, infraestructura, y equipos especializados.

Mientras tanto, 66 niños y adolescentes, pacientes de la Unidad Hemato Oncológica Infantil del Hospital Universitario Ángel Larralde y la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera, requieren con urgencia tratamiento de alto costo y soporte, exámenes, cirugías, y alimentación adecuada a su patología de base. Familiares permanecen a la espera del Instituto Venezolana de los Seguros Sociales (I.V.S.S) para la adquisición de medicinas antineoplásicas, de acuerdo al protocolo indicado.

Ante esta dramática situación, en el comunicado se insta al Gobierno a garantizar los recursos necesarios para reactivar la producción de medicamentos en el país, e iniciar de manera inmediata la importación de insumos y equipos para la atención integral de niños y adolescentes, con patología  hematooncológica en los  distintos centros de salud en el país.

A dotar y hacer mantenimiento de los centros de atención médica de toda la red de atención pública, especialmente a los servicios de diagnóstico y posterior tratamiento a la población hematooncológica infantil.

Como desarrollar o equipar Unidades de Atención Hematooncológico Pediátricos, para evitar el hacinamiento de pacientes en zonas comunes de pediatría en los centros de salud, dejando en peligro la vida de pacientes al exponerse a infecciones y demás complicaciones inherentes a su patología.

Además, comenzar a estabilizar la situación crítica de alimentación, productividad, seguridad y estabilidad laboral que contribuyan con la promoción de los estilos de vida saludable.

-Fomentar campañas de prevención sobre el cáncer de infantil. Entendiendo que en países desarrollados el cáncer puede curarse entre un 70 a 80% despendiendo de su patología.

Y realizar convenios con MPPS, IVSS, Universidades nacionales e internacionales a fin de impulsar la formación en el área de especialistas médico, enfermería, entre otros.

De esta manera, la Fundación de Ayuda del Niño con Cáncer del estado Carabobo (Fundanica), reitera su compromiso en el esfuerzo para atender y respaldar las políticas de salud local y nacional, que promuevan el dialogo y la esperanza a valientes guerreros que anhelan ganarle la batalla al cáncer.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.