COMPARTE
Casi a diario recibimos noticias sobre operadores o fabricantes de dispositivos hablando del 5G, pero lo cierto es que todo lo que puedan decir lo tenemos que coger con pinzas. Y es aunque ya se están empezando a anunciar despliegues de redes 5G, lo cierto es que el estado actual de la siguiente generación de redes móviles todavía es inmaduro. De hecho, el estándar no estará definido hasta finales de 2018.
Los distintos implicados en el desarrollo de redes móviles se afanan por llevar la bandera del 5G. En los últimos Mobile World Congress nos han demostrado desde cómo es posible que un humanoide replique los movimientos de una persona al instante, volar entre las montañas de Suecia mediante un vídeo grabado en 360 grados o manejar un coche a distancia, sin que ello suponga que nuestras órdenes lleguen con retraso.
Esos usos, y otros muchos que todavía ni se han desarrollado, del futuro 5G serán posibles gracias a uno de los grandes consensos de la industria, que es reducir la latencia con creces respecto al 4G, llevándola hasta alrededor de un solo milisegundo. La velocidad de transmisión también sufrirá un importante avance, habiendo pruebas que la llevan incluso a 1 Tbps de bajada. Pero lo cierto es que antes de todo ello, todavía queda mucho trabajo por hacer.



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.