Comercios Del Centro de Valencia ve como la Gran Parte del Valenciano Entra a las Tiendas a Ver Precios y se Retiran al ver los Precios Foto Angel Chacon

“Apenas viendo, no se puede comprar nada”, es la frase común de las personas que entraban y salían de los establecimientos comerciales ubicados en el centro de la ciudad. Lo mismo manifestaban quienes compra a los buhoneros. Muy pocas se observan con grandes bolsas, como en años pasados; apenas uno que otro con una bolsa de zapatos, que procuran adquirir en precios lo más económicos, a un promedio de 500 mil bolívares.

El calzado es el artículo de mayor compra en esta temporada, como parte de estreno. Y es lo que solo pudo el señor Carlos Rodríguez adquirirle para su hijo de 14 años, y es “el regalo de Navidad, más nada”. Otros más afortunados se les pudieron comprar una “muda”, como se dice en el argot popular, en la que la señora Rosa Manosalva llegó a gastar cerca de “dos millones y algo”, y eso, buscando lo más barato, comentó.

El Sundde obligó a algunas tiendas de ropas y zapatos a bajar los precios en el centro de Valencia. (Foto Angel Chacón)

“Usted, cree que se pueda comprar estreno, se compra por necesidad”, expresó Rosa Manosalva, quien dijo haber comprado dos blusitas que le urgían, para su hija de 15 años y para su hijo de dos años prefirió mandarle a coser unas ropitas. En eso, gasté un millón 200 mil bolívares, las utilidades, dijo con cierta tristeza.

En una tienda de ropa íntima, el encargado Ali Bazire informó que las ventas disminuyeron en 70 por ciento. Han bajado tanto que no llego a cubrir lo que tengo que pagar a los empleados. Y tuve que cerrar un negocio que tenía en Caracas, “ya no da la base”.

Sobre este porcentaje, también coincidió Mario Rondón, quien tiene 15 años en la venta de ropa por la avenida Lara.

La personas comentaron que los precios eran demasiado altos. (Foto Angel Chacón)

Refirió que la gente solo está comprando ropa de niños, apenas por piezas. Yolanda Ortiz a su hijo de dos años, le compró un par de medias, monitos deportivos y franelitas, Entre lo más sencillo, he gastado como cerca de dos millones, refirió.

Lo más económico, es un par de zapatos a 400 mil bolívares; un mono deportivo en igual precio. Un bluejeans en 900 mil y una blusa en 600. Esto en una feria navideña, colocada en la plaza Bolívar, que también se apreciaba prácticamente vacía.

Todo por las nubes…

“Me voy para mi casa, todo está muy caro”, dijo al salir de un establecimiento la señora Mariela Rivas, quien manifestó haber estado como una hora recorriendo el centro, para ver que podía adquirir.

Sin embargo, en algunas tiendas se observaron colas como algunas tiendas de la avenida Constitución porque se vieron obligadas a ofrecer descuentos de hasta el 50 por ciento por la Superitendencia para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), como las tiendas Alfa Rodas y la Pirámides.

Aunque hubo personas que se mostraban esquivas o la defensiva a la hora de preguntársele sobre las compras. Se les notaba en el rostro como cierta desconfianza o por el temor ante tanta inseguridad que no se atrevían a dar declaraciones.

 

 

 

 

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.