Dayrí Blanco|@DayriBlanco07

Seis farmacias recorrió María Lunar y no tuvo suerte. La fiebre de su hijo de 3 años tuvo que ser controlada con baños constantes para bajarle la temperatura. No hay medicinas en el mercado. Mientras se paseaba en su lucha contra la escasez se consiguió con quienes necesitan antihipertensivos, anticonvulsivantes, analgésicos y una larga lista de fármacos que se producen en líneas paralizadas en el estado Carabobo donde solo se logra manufacturar el 40% de la capacidad instalada.

Más de 150 millones de unidades al año se pueden colocar en el mercado entre las cuatro plantas del sector ubicadas en la entidad: Elmor, Pfizer, Innova y La Sante. Solo en Laboratorios Elmor existe una capacidad anual de 42 millones de medicamentos. Pero la planta ubicada en la zona industrial El Nepe de Guacara solo tiene operativas las líneas de tres medicamentos de más de una gama de 30 que se pueden hacer en el lugar.

Desde hace 6 meses trabajan a 30% de su capacidad. “Solo se saca al mercado Tachipirín Forte, Brugesic y Tantum”, alertó Dayana Amaya, representante sindical de la firma. “Se hace un millón 600 mil de unidades en promedio al mes”. Otros productos de alta demanda como Liolactil, que se indica para el restablecimiento de la flora bacteriana, tienen ocho meses sin elaborarse por falta de insumos como aluminio para su empaquetado.

Dayana Amaya, secretaria general del sindicato de Elmor.(Foto Victor Almarza).

Hace un mes desde el Gobierno se canceló el 5% de la deuda que mantiene la empresa con los proveedores internacionales, pero aún restan 37 millones de dólares, mientras que la noche del jueves el Ejecutivo en cadena nacional aprobó cuatro millones de dólares para el Grupo Farma, ubicado en el estado Aragua, que tiene una capacidad de 30 millones de unidades al año. “Eso lo apoyamos, pero la industria es mucho más que eso. Las asignaciones deberían ser generales y no a un solo laboratorio. Que se eleven a todo el sector”, exhortó.

Drama laboral

En incertidumbre. Así pasan los días de quienes conforman las nóminas de la industria químico farmaceútica. El viernes al mediodía aún no recibían el pago correspondiente a su semana los 360 de Elmor, cuando lo habitual es tener el dinero en sus cuentas cada jueves.

Pero eso no es todo. “No sabemos si las firmas se retirarán del país”, dijo preocupada Amaya. En 2015, 85 personas del área de fuerza de venta negociaron su retiro con liquidaciones combinadas en bolívares y dólares. Lo mismo pasó en Pfizer de Venezuela, cuya nómina pasó de 770 a 370 en un año.

Responsabilidad compartida

Con fallas en el suministro de materia prima, almacenes llenos de algunos insumos pero deficitarios de otros, incipientes que se han vencido y deudas millonarias a proveedores internacionales el malestar de María, su hijo y el resto de los venezolanos parece no tener solución a corto plazo. Alí Mora, secretario general del sindicato de Pfizer de Venezuela, insistió que tanto el Gobierno como la empresa tienen responsabilidad en esta crisis.

Alí Mora, secretario general del sindicato de Pfizer.(Foto Victor Almarza).

El problema es que si no se adjudican las divisas necesarias el Ejecutivo tiene que hacerlo porque se trata de la salud de todos los venezolanos. Y si realmente se dan los dólares no ha existido la fiscalización correcta para saber qué es lo que se compra”. Alertó que hay muchas irregularidades en los inventarios, donde incluso han expirado algunos componentes.

La propuesta para el representante de la firma con capacidad de producir 35 millones de unidades al año es solventar las fallas intermitentes de electricidad, las que se presentan con el suministro de materia prima, y establecer controles efectivos.

Esto solo puede ser posible con la conjunción entre trabajadores, empresarios y Gobierno, “no hay otra salida. Que se conozca la realidad actual y se actúe sobre ella”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.