COMPARTE

Dayrí Blanco

No hay donde procesarlas. Un nuevo problema se suma a la lista de dificultades de los cañicultores en el país. 11 centrales azucareros están paralizados y 60 mil toneladas de caña cosechadas en Carabobo están en riesgo de perderse al no haber molinos suficientes activos. 

Eugenio Rodríguez, presiente de la Federación de Cañicultores en la región, alertó que en abril comienzan las lluvias y se detiene la zafra. “Necesitamos sacar las cañas que están ahí paradas”. 

Solo cuatro centrales del sector privado están operativos, las otras dos están por arrancar, pero en su conjunto solo muelen alrededor del 20% de la caña. 

El resto depende de las públicas que recibieron el 2016 con sus líneas de producción apagadas. 

Todo apunta a que este año la historia se repetirá y el abastecimiento de azúcar nacional será insuficiente para la demanda. 

Durante lo que va de enero se han molido solamente 170 mil toneladas, que se transformarán en 30 mil toneladas de azúcar refinada, de 800 mil que ya habían entrado a los centrales para esta fecha en 2015 y que se tradujeron en 185 mil toneladas del producto terminado. 

Central Portuguesa y Molipasa, ambos ubicados en Portuguesa; y  Río Turbio, en Lara, y El Palmar en Aragua, son las empresas que están procesando caña.   

Ya el sector estaba funcionando en medio de una crisis causada por la falta de repuestos para las maquinarias como tractores, camiones, cosechadoras y los sistemas de riego, y la deficiencia en el suministro de insumos, para el que únicamente está autorizada en el país la estatal Agropatria.

Por eso desde el 2006 hasta la fecha la cosecha en Carabobo cayó en 80% al pasar de 300 mil toneladas a 60 mil

Rodríguez detalló que de 10 cosechadoras con las que cuentan en el estado solo una está operativa, de 45 camiones funcionan 10, y de 25 tractores solo uno está habilitado para las faenas diarias. 

En todo el país los productores esperan por la molienda de 800 mil toneladas que no serán suficientes para abastecer el mercado nacional. 

Desde Fedeagro se ha alertado que el rubro registra una importante caída, luego de que el país se autoabasteciera en 70% años atrás, en la actualidad sólo se puede responder con producción propia el 30% de la demanda. 

La zafra de 2015 registró una molienda de cuatro millones 800 mil toneladas, lo cual permitió la producción de 380 mil toneladas de azúcar. 

Esto significa 15% menos que en el 2014. 

Pero el año pasado las importaciones no llegaron a tiempo, y como se cosechó menos, se registró una gran escasez que se ha prolongado hasta la actualidad. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.