Simón Yegres Malavé, padrino de la Coalición Anticorrupción en el estado Bolívar y coordinador de la ONG, Gente para Salvar a Caroní, explicó que en Ciudad Guayana, desde 2009, llegó la debacle en materia de equipamiento, servicios e industrias.

En el forochat vía WhatsApp, llamado “Los estragos de la corrupsidia en Ciudad Guayana. ¿Será que la enfrentamos?”, empleado por La Coalición Anticorrupción en el estado Bolívar y organizaciones aliadas, se indicó que, de los espacios monitoreados, hay una primera lista de destruidos o semidestruidos, de las cuales hay 32 edificaciones en estas condiciones.

Entre los destruidos o semidestruidos, Yegres mencionó al parque, La Fundación, la Gerencia de Mantenimiento de la CVG y la Plaza del Hierro. Como servicios o empresas arruinadas se contabilizan ocho lugares, como el hipermercado Koma, los Bomberos Municipales de Caroní y las empresas básicas.

Una tercera lista la conforman 18 obras prometidas y nunca completadas, como la avenida Loefling, el CTE Cachamay, el Pediátrico Menca de Leoni o la planta extrusora de CVG Alcasa con su laminador. Asimismo, hay por lo menos cinco espacios privados destruidos o semidestruidos: Caterpillar o la General Electric, Motoriente en Puerto Ordaz y en San Félix, y el club Hermandad Gallega.

En total son 63 obras, dentro de una misma ciudad, en completa destrucción. Esto conlleva a una pérdida de servicios, de desarrollo, falta de respuesta a la demanda y disminución de calidad de vida de los ciudadanos.

“En este proceso ha habido robo, maldad por romper porque lo hizo la cuarta, porque significa capitalismo, porque recuerda una gestión anterior, por irresponsabilidad, y no le dan importancia a algunas instituciones o cargos que puedan detentar. Todos esos elementos podemos resumirlos en corrupción y desidia”, indicó Yegres.

Cabe destacar que, el término combinado “corrupsidia” hace alusión a dos de las razones principales de la destrucción de Ciudad Guayana, una devastación agudizada en la última década: Corrupción y Desidia.

La destrucción de lo que fue el supermercado Koma empezó luego de la expropiación de Hugo Chávez en 2010. (Foto: Correo del Caroní)

Obras que se empezaron y no se terminaron

El también miembro de la ONG, Contraloría de lo Público y de lo Urbano, recordó obras emblemáticas del Ejecutivo Nacional, como la represa Tocoma; esta arrancó en 2005 con una inversión de 3.061 millones de bolívares, y para 2011 fue de 5.962 millones. En 2014, según fuentes oficiales, llegó a 10.361 millones de bolívares. La obra no se concluyó y está paralizada.

En el caso de la planta extrusora de CVG Alcasa, fue inaugurada en varias oportunidades en cadenas de televisión y está sin funcionar. Mientras que con construcciones de la Gran Misión Vivienda Venezuela violaron la zonificación destinada para edificaciones públicas.

Como resultado de la desidia, destacó el estado actual de la Gerencia de Mantenimiento de la CVG, la cual tenía que preservar, cuidar y hacer mantenimiento a otras gerencias y a la ciudad; al igual que el parque La Fundación, el único de San Félix, y alegórico a la fundación de la ciudad y las empresas básicas de Guayana.

Yegres instó a los ciudadanos a denunciar, documentar y demandar, y participar en la recuperación y cuidado, para prepararse para la dinámica social y de gobernanza a desarrollar en Ciudad Guayana.

Con información de Correo del Caroní




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.