COMPARTE


Un total de 66 millones de dólares fue el monto aprobado . (Foto Archivo)

Dayrí Blanco

La adjudicación de divisas a importadores de productos terminados y la discriminación de fábricas pequeñas que no han sido convocadas a ninguna subasta del Sicad I al no contar con el Registro de Usuarios del Sistema de Administración de Divisas (Rusad), es el decreto de cierre del 70% de las empresas dedicadas a la manufactura de calzados en Venezuela.

Un total de 66 millones de dólares fue el monto aprobado en la subasta 19 del Sicad I por el Cencoex para 45 personas jurídicas del sector calzado y partes. El 75% de lo otorgado es para compañías que importan los zapatos ya confeccionados y los ponen a la venta. Las más de cien fábricas nacionales cuentan con el resto del dinero para adquirir materia prima incompleta, porque no se les aprobó los códigos arancelarios para comprar de hilos, forros, productos químicos ni repuestos. Para hacer un zapato se necesitan 25 componentes, si falta uno el producto no se termina.

Desde noviembre de 2013 no se convocaba al sector a una subasta para el otorgamiento de dólares. Pero el problema comenzó hace 11 años, cuando se privilegió la importación por encima de la producción nacional, y de 500 empresas solo quedan 130.

””




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.