Unos 78 cubanos solicitantes de asilo en Trinidad y Tobago pasaron hoy el primero de sus dos días en la cárcel por acampar fuera de la oficina de la ONU en Puerto España y considerar que alteraron y obstruyeron la vía publica.

Los cubanos fueron detenidos a principios de semana y anoche fueron condenados a dos días de cárcel, después de que una magistrada les advirtiera que tanto si eran extranjeros o considerados trinitenses, debían respetar las leyes locales.

Los cubanos pertenecen a un grupo de 100 inmigrantes, algunos de los cuales llegaron aquí hace más de tres años aunque la mayoría lo hicieron el 8 de noviembre del año pasado.

En sus numerosas declaraciones públicas han afirmado que son manifestantes pacíficos del sistema “totalitario” en su país y huyeron, explicaron, porque estaban siendo perseguidos y sus vidas corrían.

Los que han permanecido aquí por un período prolongado afirman que, si bien han vivido aquí “libremente”, no se les ha permitido buscar un empleo remunerado ni mantener a sus familias por ser solicitantes de asilo y quieren que se acelere su legalización.

Su búsqueda de asilo y estatus legal ha hecho que hayan intensificado en los últimos días su protesta en las calles y han establecido un campamento móvil fuera de la oficina de la ONU en Puerto España, a veces obstruyendo el tráfico.

Una magistrada a última hora del martes condenó a los 78 ciudadanos cubanos a dos días de detención pese a reconocerles que entendía su situación.

“Entiendo que no tenemos legislación sobre refugiados en Trinidad y Tobago y eso te coloca en una posición incómoda, pero tenemos leyes aquí, y si son ciudadanos de Trinidad y Tobago o extranjeros, deben respetar la ley”, dijo Sanara Toon-McQuilkin.

Los cubanos habían sido arrestados a principios de esta semana y acusados de obstrucción de la vía publica mientras protestaban frente a los edificios de las Naciones Unidas en las afueras de la capital en apoyo de sus solicitudes de estatus de refugiado.

Originalmente se habían declarado inocentes del cargo, pero cambiaron su declaración de culpabilidad cuando se presentaron en el Tribunal de Magistrados de Puerto España el martes.

El magistrado les dijo a los cubanos que habían violado la ley al, incluso, dormir fuera del edificio del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), lo que podría haber llevado a los peatones a caminar por la calle y posiblemente causar un accidente de tránsito.

La semana pasada, el Acnur dijo que había “registrado cuidadosamente” las preocupaciones de los más de 100 ciudadanos cubanos.

“El grupo ha estado en contacto con el personal de la ONU, en particular con el Acnur. Se tomo nota de las preocupaciones de este grupo y ahora estamos trabajando para ayudarles en sus necesidades inmediatas y para proporcionar información práctica sobre la mejor manera de transmitir sus circunstancias a las autoridades correspondientes de Trinidad y Tobago”, dijo el Acnur en un comunicado. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.